Sor Lucia dos Santos, la mayor de los pastorcitos de Fátima, es reconocida venerable

0
4669
La noticia llega a un mes de que Francisco visite el Santuario de Fátima para la Jornada Mundial de la Juventud.
La noticia llega a un mes de que Francisco visite el Santuario de Fátima para la Jornada Mundial de la Juventud.

El Papa Francisco ha reconocido este jueves las virtudes heroicas de Sor Lucia dos Santos, la última pastorcita de Fátima y protectora del «tercer secreto» de Fátima.

La noticia llega a un mes escaso de que Francisco visite (el cinco de agosto) el Santuario de Fátima, para la Jornada Mundial de la Juventud de Lisboa 2023. El Papa recibió al Cardenal Marcello Semeraro, Prefecto del Dicasterio para las Causas de los Santos, y autorizó la promulgación del Decreto que reconoce las virtudes heroicas de la religiosa.

De Pontevedra a Coimbra

Sor Lucia nació en Aljustrel (Portugal) el 28 de marzo de 1907. En 1917 tuvo una serie de apariciones de la Virgen María en la Cova de Iria, en Fátima (Portugal), junto con sus dos primos Francisco y Jacinta Marto.

Quienes fallecieron pocos años después a causa de la gripe española y fueron canonizados por el Papa Francisco en 2017. Sor Lucia quedó como única depositaria del mensaje de la Virgen, que transcribió en cuatro documentos entre 1935 y 1941.

Otro escrito de 1944 contenía el llamado «tercer secreto». Abierto por primera vez en 1960, no fue divulgado por San Juan XXIII y San Pablo VI. El Papa San Juan Pablo II, devoto de Nuestra Señora de Fátima y que sufrió en Roma un atentado el día de su fiesta (13 de mayo), dio a conocer el secreto en el año 2000.

Sor Lucia vivió con empeño la custodia del mensaje mariano durante toda su larga vida, primero en el colegio de las Hermanas Doroteas de Pontevedra (España), después como carmelita en Coimbra (Portugal), donde murió el 13 de febrero de 2005.

La relación de Sor Lucia con los papas fue muy estrecha. El 13 de mayo de 1967 fue a Fátima para encontrarse con San Pablo VI. Hizo lo mismo con San Juan Pablo II el 13 de mayo de 1982, cuando el Pontífice ofreció a Nuestra Señora una de las balas del atentado que había sufrido el año anterior. Tras la muerte de Sor Lucia, Benedicto XVI también visitó Fátima en 2010 y el Papa Francisco en 2017.

La vinculación de sor Lucia con España fue muy intensa. La pastorcita alternaba la casa de Pontevedra (internado de estudiantes) y el Noviciado en Tuy, ambas de las Hermanas Doroteas. En el Santuario de las Apariciones de Pontevedra se le apareció la Virgen y el Niño Jesús y ellos le dieron el mensaje de los Primeros Sábados, que pertenece al mensaje de Fátima. Además recibió otra serie de mensajes, del Señor y de la Virgen.

En Galicia, Lucia se encontraría con un niño al que trataría de enseñar a rezar el Ave María y, al ver que no era capaz, le envió a la iglesia de Santa María a pedirle a la Madre del Cielo el Niño Jesús. Pero, en otra ocasión le pareció encontrarse con el mismo niño, le fue a preguntar si lo había hecho y este se volvió un Niño resplandeciente. Era Jesús Niño, y le preguntó: «¿Y tú hiciste lo que te pidió tu madre del Cielo?».

El Santuario de las Apariciones de Pontevedra está reformándose con el objetivo de convertirse en un centro mariano de peregrinación mundial, junto a Fátima y Lourdes. Puedes colaborar con las obras de rehabilitación en este enlace. 

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here