miércoles, 5 de octubre de 2022

Queridos lectores:

El obispo de Córdoba (España), Demetrio Fernández, formula un propósito en su carta de inicio de octubre: «Que no pase un día en este mes sin rezar el santo Rosario… Rezarlo a solas, en pareja, en grupo, en familia, como sea». Porque «tiene un carácter contemplativo, repetitivo, que da paz al alma», y eso la hace particularmente apropiada para esos momentos en los que «uno no sabe cómo orar, qué meditar, cómo dirigirse a Dios».

Octubre es también el mes de las misiones, y si alguien supo ver la relación entre esta devoción a la Virgen y la predicación de Cristo a quienes no le conocen fue Paulina Jaricot, precursora del Domund, beatificada el 22 de mayo. En 1826 lanzó el Rosario Viviente, que se extendería por todo el mundo. Grupos de quince personas rezaban cada día un misterio (gozosos, dolorosos, gloriosos) durante un mes, para asegurar así un Rosario completo diario aunando los esfuerzos de todos.

¿Y por qué el Rosario? Ella expresaba así el efecto que había causado en su propia alma: «Mi espíritu se ha desprendido más especialmente de todo razonamiento de la sabiduría de los hombres, de modo que ya no espero la salvación sino en los misterios de la vida y de la muerte de un Dios que se hizo hombre y víctima por caridad. En virtud del Santo Rosario, mi corazón se atrevió a unir su voz a la de un Dios Salvador cuyas lágrimas, pobreza y sufrimiento nunca dejaron de proclamar las peticiones del Padre».

En lo que coincide con don Demetrio, cuando asegura que el Rosario «entona el alma cada vez que se reza y sirve para mantener el corazón atento al Señor».

Procesión de la Virgen del Rosario en Roquetas de Mar (Almería, España)

CARI FILII NEWS

APARICIONES EN EL MUNDO

En este apartado ofrecemos información sobre 34 apariciones marianas reconocidas por la Iglesia Católica con distinto grado de aprobación eclesiástica: máximo, intermedio, en proceso de investigación.

Aprobación Máxima

Aprobación Intermedia

En proceso de investigación

BIBLIOTECA MARIANA

«Advocaciones marianas de América», de José y Esposa Sabogal
«La infancia admirable de la Santísima Madre de Dios», de San Juan Eudes
«Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María», de S.Luis María Grignion de Montfort
«Tras las huellas de la Virgen María», guía del Ministerio de Turismo de Israel
«Los dogmas de María», de Giorgio Sernani
«Milagros de Santa María», de Gonzalo de Berceo