Queridos lectores:

Empieza cada año con la solemnidad de María, Madre de Dios. La liturgia nos invita así a considerar un dogma que no solo nos dice mucho sobre Nuestra Señora, sino que nos dice todavía más sobre Nuestro Señor. ¿A quién puede extrañar, si ella es el mejor camino para llegar a Él?

Al reafirmarse en el Concilio de Éfeso la doctrina primitiva atacada por las herejías de Nestorio, quedó definitivamente establecida la maternidad divina de la Virgen y con ello también la doble naturaleza de Cristo en su única persona. Así lo escribió San Cirilo de Alejandría: «Las naturalezas que se juntan en verdadera unidad son distintas, pero de ambas resulta un solo Cristo e Hijo. Porque no nació primeramente un hombre vulgar, de la Santa Virgen, y luego descendió sobre Él el Verbo; sino que, unido desde el seno materno, se dice que se sometió a nacimiento carnal… De esta manera, [los Santos Padres] no tuvieron inconveniente en llamar Madre de Dios a la Santa Virgen».

Es la Theotokos, el más querido icono cristiano, que sitúa a María por encima de todo el orden creado –afirma Santo Tomás de Aquino– y justifica los dones que recibió del Creador y su papel en la Redención del género humano.

En el seno de la Virgen, cuerpo y sangre de madre e hijo se hicieron indistinguibles. Como en el seno de cualquier mujer, sí, pero es que aquel Hijo era la Segunda Persona de la Santísima Trinidad.

Lo cantó el poeta Paul Claudel: «La mujer llena de gracia / a quien Dios mismo se ha unido / escuchó el golpe primero, / percibió el primer latido, / de un corazón palpitante / bajo el propio corazón. / En el seno de la Virgen / concebida sin pecado, / una nueva era ha comenzado».

CARI FILII NEWS

APARICIONES EN EL MUNDO

En este apartado ofrecemos información sobre 34 apariciones marianas reconocidas por la Iglesia Católica con distinto grado de aprobación eclesiástica: máximo, intermedio, en proceso de investigación.

Aprobación Máxima

Aprobación Intermedia

En proceso de investigación

BIBLIOTECA MARIANA

«Advocaciones marianas de América», de José y Esposa Sabogal
«La infancia admirable de la Santísima Madre de Dios», de San Juan Eudes
«Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María», de S.Luis María Grignion de Montfort
«Tras las huellas de la Virgen María», guía del Ministerio de Turismo de Israel
«Los dogmas de María», de Giorgio Sernani
«Milagros de Santa María», de Gonzalo de Berceo