El santuario de Fátima se adhiere a la consagración de Rusia y Ucrania al Corazón de María

0
1471
La Virgen de Fátima, a su llegada a Lviv (Ucrania).

Pocos días después de que la Santa Sede anunciase la consagración de Rusia y Ucrania al Corazón de María el próximo 25 de marzo, ha trascendido que el acto será secundado desde el Santuario de Fátima.


Madre Ven

El cardenal Konrad Krajewski, limosnero papal, será el delegado de la Santa Sede para replicar la consagración desde el lugar donde la Virgen manifestó su deseo de llevarla a cabo el 13 de julio de 1917.

Krajewski, que ha sido recientemente enviado por el Papa Francisco como representante vaticano de la misión de paz al conflicto entre Rusia y Ucrania, presidirá el acto desde Fátima, al que se han sumado en bloque los obispos portugueses.

La consagración se realizará en la Capilla de las Apariciones a las 16:00 (hora portuguesa), durante el rezo del Rosario.

En un comunicado, la Conferencia Episcopal Portuguesa ha invitado a todas las parroquias, comunidades, institutos de vida consagrada y demás instituciones eclesiales a que asuman esta intención de consagración en las celebraciones que tendrán lugar el próximo viernes. Entre ellas, el Vía Crucis, la Eucaristía, el rezo del Rosario y el itinerario “24 horas para el Señor”.

«Por intercesión del Inmaculado Corazón de María, Reina de la Paz, sigamos orando por el pueblo ucraniano, perseguido en su tierra y disperso por el mundo, para que el Señor responda a nuestras oraciones y al esfuerzo de las personas de buena voluntad, y les conceda la paz y el regreso a sus hogares»; reza el comunicado.

El rector del Santuario de Fátima, Carlos Cabecinhas, recibió positivamente la noticia y según recoge el portal del emplazamiento mariano, valora «la oración por la paz en el mundo y en concreto por Ucrania como «un acto lleno de sentido en estos tiempos convulsos que vivimos. Un acto profundamente ligado a Fátima y a su Mensaje, (…) porque Fátima es un lugar donde se reza diariamente la paz, porque es una voluntad expresada por el Papa y porque, en este lugar, Nuestra Señora pidió la consagración a Su Inmaculado Corazón”, afirmó.

Mientras pronunciaba estas palabras, la decimotercera imagen peregrina de la Virgen de Fátima se disponía a llegar a Ucrania a petición del Arzobispo Metropolitano greco-católico de Lviv.

El rector del Santuario de Fátima, Carlos Cabecinhas, valora la decisión del Papa Francisco de consagrar Rusia y Ucrania al Corazón de María. 

Pablo J. Ginés recogió en este medio las consagraciones de Rusia que han precedido a la del próximo 25 de marzo desde que lo solicitó la misma Virgen María:

La consagración de Pío XII en plena Guerra Mundial

El 31 de octubre de 1942, durante la Segunda Guerra Mundial, mientras los norteamericanos frenaban a los japoneses en Guadalcanal y los británicos vencían a los alemanes e italianos en el Norte de África, el Papa Pío XII, consagraba el mundo entero al Inmaculado Corazón de María.

Pasados 10 años, ya en plena guerra fría, Pío XII, con 76 años, seis años antes de morir, el 7 de julio de 1952 consagró los pueblos de Rusia al Corazón Inmaculado de María en la Carta Apostólica Sacro vergente anno: «Así como hace unos años consagramos el mundo entero al Corazón Inmaculado de la Virgen Madre de Dios, ahora, de manera muy especial, consagramos todos los pueblos de Rusia al mismo Corazón Inmaculado».

Pablo VI renovó la consagración

El 21 de noviembre de 1964, Pablo VI renovó la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María en presencia de los Padres del Concilio Vaticano II.

Casi dos décadas después, el Papa Juan Pablo II compuso una oración para lo que llamó un «Acto de Encomienda» que se celebraría en la Basílica de Santa María la Mayor el 7 de junio de 1981, solemnidad de Pentecostés. Este es el texto:

«Madre de los hombres y de los pueblos, Tú conoces todos sus sufrimientos y sus esperanzas, Tú sientes maternalmente todas las luchas entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas que sacuden al mundo, acoge nuestro grito dirigido en el Espíritu Santo directamente a tu Corazón y abraza con el amor de la Madre y de la Esclava del Señor a los que más esperan este abrazo, y, al mismo tiempo, a aquellos cuya entrega Tú esperas de modo especial. Toma bajo tu protección materna a toda la familia humana a la que, con todo afecto a ti, Madre, confiamos. Que se acerque para todos el tiempo de la paz y de la libertad, el tiempo de la verdad, de la justicia y de la esperanza».

Más adelante, durante el Año Santo de la Redención de 1981, repitió este acto de entrega del 7 de junio de 1981, y lo hizo de nuevo en el santuario de Fátima el 13 de mayo de 1982.

El 25 de marzo de 1984 en la Plaza de San Pedro, en unión espiritual con todos los obispos del mundo, previamente «convocados», Juan Pablo II de nuevo confió todos los pueblos al Corazón Inmaculado de María:

«Y por eso, oh Madre de los hombres y de los pueblos, Tú que conoces todos sus sufrimientos y esperanzas, Tú que sientes maternalmente todas las luchas entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas, que sacuden hoy al mundo, acoge nuestro grito que, movidos por el Espíritu Santo, dirigimos directamente a Tu Corazón: abraza con el amor de la Madre y Sierva del Señor, este nuestro mundo humano, que te confiamos y consagramos, llenos de inquietud por el destino terrenal y eterno de los hombres y de los pueblos. De manera especial, te encomendamos y consagramos a aquellos hombres y naciones que tienen especial necesidad de esta encomienda y consagración».

Sor Lucía, según Bertone, dio por bueno el acto de 1984

En junio de 2000, la Santa Sede reveló la tercera parte del secreto de Fátima, y el entonces arzobispo Tarcisio Bertone, secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, señaló que Sor Lucía de Fátima, la mayor de las videntes y la única que llegó a edad adulta, en una carta de 1989, había confirmado personalmente que ese acto solemne y universal de consagración correspondía a lo que quería la Virgen: «Sí, se hizo -dijo la vidente- tal como Nuestra Señora había pedido, el 25 de marzo de 1984″.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here