La Virgen del Remolino gana devotos: de las orillas del Jarama al programa de Ana Rosa

0
3085
Patricia Pardo, presentadora de El Programa de Ana Rosa, con su Virgen del Remolino
Patricia Pardo, presentadora de El Programa de Ana Rosa, con su Virgen del Remolino

El Molar es una población a 40 km al norte de Madrid, con unos 9.000 habitantes, a las orillas del Río Jarama, que tiene como patrona a la Virgen del Remolino.

Esta advocación ha ganado cierta popularidad en la televisión en años recientes porque en ‘El programa de Ana Rosa’ (magazine matinal de lunes a viernes, con un 20% de share, en TeleCinco) a menudo la mencionan y sus presentadoras se encomiendan a ella.

De hecho, la Hermandad de la Virgen del Remolino en 2022 nombraba ‘Dama de Honor de la Virgen del Remolino’ a la presentadora Patricia Pardo (el mismo año que recibía también el premio Antena de Plata). El reconocimiento aportaba a la presentadora una medalla, una estatua de la Virgen y un diploma que la propia Patricia Pardo mostró en directo, «orgullosa y emocionada».

Patricia Pardo mostraba orgullosa su diploma de la Virgen del Remolino en 2022
Patricia Pardo mostraba orgullosa su diploma de la Virgen del Remolino en 2022

«Nosotros siempre nombramos a la Virgen del Remolino cuando en el programa pasa algo que nos deja un poco así y ha habido muchas llamadas pidiendo esa estampita», explicó.

¿Pero cuál es la historia de la Virgen del Remolino?

La primera imagen era una Virgen románica, de madera, del s.X al XII, sentada como reina y madre con el Niño en su regazo. En 1552 se realizó una talla renacentista, con la Virgen de pie sosteniendo al Niño en su brazo izquierdo, con una modificación en el siglo XVIII.

En 1939, ya casi terminada la guerra civil, la imagen fue descubierta tras un muro de la ermita por milicianos republicanos que la destruyeron junto al Río Jarama. Desde 1949 el pueblo venera una nueva imagen obra del afamado sacerdote, escultor, pintor y orfebre Félix Granda, mucho más grande y adecuada para procesionar.

Un remolino descubrió la Virgen escondida

La Virgen del Remolino es, como muchas otras, una «virgen descubierta», y su historia es la de unos pastores que encuentran la imagen en el campo… pero con la novedad del remolino o pequeño tornado.

Debió suceder hacia el año 1300, aunque otros defienden que fue hacia el 1100. El Molar era una pequeña aldea de la sierra. Unos pastores con su ganado pastaban cerca del Río Jarama, y notaban comportamientos extraños en los animales. De repente un fuerte viento golpeó la zona, levantó polvo, asustó a hombres y animales y les cegó momentáneamente.

Cuando el viento paró, vieron ante ellos una pequeña talla de la Virgen María. La llevaron a la parroquia más cercana, pero la imagen desapareció esa noche. Volvieron a encontrarla en el lugar donde la habían visto por primera vez, junto al río. Entendieron que quería ser venerada allá y edificaron una ermita cerca del río pero a cierta distancia para evitar inundaciones y crecidas.

En 1521 el Papa León X concedió una bula pontifica a esta advocación y a su hermandad en El Molar. El 23 de septiembre de 1564, el rey Felipe II, al firmar que esta población pasaba a ser una villa, también establecía: «Pongo en manos de la Santísima Virgen María, que en El Molar llaman del Remolino, los destinos de cuantos en ella viven, y ruego a Dios Nuestro Señor que así sea por y para siempre».

Llegaron más bulos pontificias (en 1654, a quien rezase ante la imagen; en 1825, por León XII).

Devotos con la Virgen del Remolino, cada vez más popular fuera de El Molar
Devotos con la Virgen del Remolino, cada vez más popular fuera de El Molar

Devoción difundida por el balneario

En el siglo XIX se extendió su devoción en gente de clase alta que acudía al balneario de la Fuente del Toro de El Molar, como la misma Reina Isabel en 1876, siendo aún princesa. Ella regaló a la Virgen del Remolino un manto de seda bordado en oro, que sería destruido durante la Guerra Civil en el siglo XX.

Manuel Pechorromán Fernández, que fue el sacerdote de El Molar desde 1927 a 1936, compuso un nuevo himno para la Virgen del Remolino, pero no tuvo tiempo de popularizarlo. Los milicianos republicanos lo detuvieron el 5 de septiembre de 1936, lo mantuvieron dos meses en la cárcel Modelo, y el 7 de noviembre lo fusilaron en Paracuellos del Jarama. Forma parte de la causa de beatificación como mártires de «Timoteo Rojo Orcajo y 60 compañeros sacerdotes», que impulsa la diócesis de Madrid.

En 2014, esta advocación fue coronada canónicamente por el cardenal Antonio María Rouco, arzobispo de Madrid, ante miles de fieles, acompañada por 20 imágenes marianas de diferentes localidades del entorno.

En 2015 el Ayuntamiento de El Molar decidió por mayoría nombrar a la Virgen del Remolino «Alcaldesa Perpetua».

Su devoción no disminuye, sino que aumenta. Y el programa de Ana Rosa ha contribuido a ello desde la televisión.

Para conocer más, visite la web:
https://virgendelremolino.es

 

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here