Virgen de Tonatico: una capilla llena de retablos agradeciendo favores desde hace siglos

0
2574
El Santuario de Nuestra Señora de Tonatico recibe peregrinos de todo el país, en particular de los estados de México, Guerrero y Morelos.

El Santuario de Nuestra Señora de Tonatico se encuentra en el municipio mexicano del mismo nombre, en el estado de México. A él acuden continuamente, pero en particular en la fiesta de la Virgen (del último domingo de enero a la fiesta de la Candelaria, el 2 de febrero), miles de fieles y peregrinos de todo el país, en particular de la zona y de los vecinos estados de Guerrero y Morelos. Como prueba de la devoción y de la fe en el poder intercesor de María bajo esa advocación, las paredes de una capilla contigua al santuario aparecen llenas de retablos a modo de exvotos, donde los favorecidos han dejado algunas palabras de agradecimiento e incluso algún dibujo.

El templo fue construido en 1660, y destaca por la decoración en oro laminado de algunos de sus elementos arquitectónicos y pinturas de pedagogía evangélica. La imagen actual tiene su origen en la que había en un templo anterior del siglo XVI que ardió y quedó reducido a escombros, salvándose únicamente la Virgen. Dicen los relatos del hecho que antes del incendio la imagen miraba hacia abajo, y tras el siniestro hacia arriba. A partir de ahí comenzó a crecer la devoción a esta advocación.

 

Existen retablos fechados desde el año 1600, pintados en lámina, aunque los materiales son muy variados, sumando más de mil ubicados enuna capilla ahora los hacen de cartón, hojas y otros materiales, pudiéndose apreciar más de 1000 exvotos en una Capilla ex-profesa, a un costado del Santuario.

“En tiempos de la Revolución, soldados del ejército zapatista entraron a mi casa y colgaron a mi esposo para torturarlo, le pedí a la Virgen de la Candelaria y me lo salvó”, dice uno de ellos, de tiempos de Emiliano Zapata y la Revolución de principios del siglo XX. De esa misma época es otro que también agradece haberse librado de la furia y fuego del caudillo mexicano: “Madre mía de Tonatico, infinitas gracias te doy porque el día 1 de abril del presente año habiéndose incendiado una casita de zacate que estaba a un lado de la casa, el fuego se pasó a ésta y tan pronto como recurrí a ti, consoladora de los afligidos, nuestro Señor me concedió que pudiera cortar el techo para evitar que el fuego avanzara, quemándose solamente la cocina”.


Además de favores, hay también testimonios de auténticos milagros, señala la Señora Camelia, encargada de cuidar la capilla de los retablos, a El Sol de Toluca: “El primer retablo realizado como agradecimiento a la Virgen por un milagro cumplido fue en 1770 y otro en 1862, que son los más antiguos. Si revisas los retablos puedes ver que hay milagros en salud o personas que agradecen salir con bien de accidentes de tránsito“.

Como el que sucedió el 10 de noviembre del año de 1952, cuando una persona que iba a caballo cayó al suelo víctima de un espanto violento del animal y logró salvar la vida de sus patadas por sus ruegos a la Virgen. “Yo recuerdo un caso muy sonado de una mujer que tenía cáncer y gracias a que venía a pedirle de corazón a la Virgen, logró vencerlo”, añade Camelia.
​​​​​​​
Porque, como añade la mujer, “tienes que venir con mucha fe para que te conceda el milagro más increíble. Tienes que venir con el corazón”.

 

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here