Valencia prepara el centenario de la Coronación de la Virgen de los Desamparados

0
831
Procesión de la Coronación de la Virgen de los Desamparados.

El próximo 8 de mayo, la Archidiócesis de Valencia comenzará la celebración del Año Jubilar por el centenario de la Coronación de la Virgen de los Desamparados, patrona de los valencianos.


Madre Ven

La Misa “d’Infants”, que tendrá lugar a las 8:00 horas en el altar de la Plaza de la Virgen, marcará la apertura del Año Santo Mariano, concedido por la Santa Sede a petición de Antonio Cañizares, cardenal arzobispo de Valencia.

Asimismo, se procederá a la lectura del decreto firmado por la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede en virtud del cual el Papa Francisco concede la indulgencia plenaria desde el mismo 8 de mayo hasta el 14 del mismo mes de 2023.

Tras la eucaristía, el cardenal Cañizares impartirá la bendición papal y la asociada indulgencia plenaria «a todos los presentes que, verdaderamente penitentes y movidos por la Caridad, hayan participado en dicha celebración sagrada» cumpliendo con las condiciones habituales, que son la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice.

Según reza el decreto de la Penitenciaría Apostólica, los fieles que hayan recibido la Bendición papal, «aun cuando por motivo razonable, no estuvieran presentes físicamente en la sagrada celebración» y «con tal de que participen espiritualmente en la función sagrada a través de televisión o de radio mientras se celebra«, podrán obtener la indulgencia plenaria.

Asimismo, podrán obtener la indulgencia plenaria durante el año jubilar todos los peregrinos que visiten la Real Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados y que «participen de los ritos jubilares». También podrán lucrarse de la misma quienes visiten la imagen de la Virgen expuesta a la veneración pública y «durante un tiempo conveniente» se dediquen a la meditación y  a la oración del Padrenuestro, Credo e invocaciones a la Virgen María Madre de los Desamparados.

También podrán obtenerla “los ancianos, enfermos y los que por causa grave no pueden salir de casa” si, con la intención de cumplir las condiciones habituales, “se asocian espiritualmente a las celebraciones jubilares”, indica el decreto firmado por el Cardenal Mayor Penitenciario Mauro Piacenza y el Regente, monseñor Krzysztof Nykiel.

El cartel del Centenario es una versión del cartel ganador del concurso que se convocó con motivo de las fiestas organizadas en 1923 en torno a la Coronación, que se convirtió en la imagen oficial anunciadora de la celebración, obra titulada “Ampáranos” creada por el artista Vicente Canet Cabellón.

Esta versión se ha diseñado siguiendo la tradición de actualizar o “contemporizar” el cartel, tal y como se hizo en anteriores ocasiones. Se propone una imagen más actual, adaptada al siglo XXI.

Cartel centenario de la coronación de la Virgen de los Desamparados.

El logotipo incorpora, en el centro, la Corona de la Virgen de los Desamparados rodeada por su característica aureola y, en el exterior, unos corazones, que nos recuerdan la importancia de la fraternidad y caridad en este Año Jubilar.

El lema del Centenario es “Sempre en lo cor”, una de las frases del Himno de la Coronación, cuya letra es obra del valenciano José María Juan García. Así se subraya la permanencia de la devoción a la Mare de Déu dels Desamparats (“Sempre”) y se hace referencia al corazón (“en lo cor”), por la importancia de la cultura del cuidado que se quiere potenciar en este Año Jubilar.

Este Año Jubilar que ahora comienza culminará en mayo de 2023, cuando se cumplirá el centenario de la Coronación Pontifica de la imagen de la patrona de Valencia, ceremonia que tuvo lugar el 12 de mayo de 1923 en el Puente del Real ante una multitud de valencianos. Fue una iniciativa del entonces arzobispo de Valencia, cardenal Enrique Reig y Casanova, autorizada por Benedicto XV el 15 de octubre de 1921.

«La gracia de ceñir corona de oro»

Con este Año Jubilar, se celebra el centenario de la Coronación de la Virgen que tuvo lugar el 12 de mayo de 1923, tras la concesión del Papa Benedicto XV dos años antes del provilegio para la coronación de la Virgen de los Desamparados como patrona de Valencia.

La Coronación ocurrida en 1923 fue tan solo una muestra más de la profunda devoción popular que los valencianos tienen a la Virgen de los Desamparados, pues se encuentra ligada a la historia de la ciudad desde el siglo XV.

El arzobispo Enrique Reig y Casanova fue el principal impulsor de la Coronación Canónica de la Virgen de los Desamparados como patrona de Valencia, que solicitó al Papa Benedicto XV en septiembre de 1921.

«Así que, para honor y alabanza de la Santísima Virgen María, para gloria de su Unigénito Hijo y para aumento de la devoción del pueblo valenciano a su amadísima Madre y Patrona, encarecidamente pide a V.B. la gracia de ceñir solemnemente la cabeza de la veneranda Imagen con corona de oro adornada de piedras preciosas», rezaba la solicitud.

Como explica el Ateneo Mercantil de Valencia, el 15 de octubre de 1921, el cardenal Rafael Merry del Val comunicó la autorización de la coronación por el papa Pío XI. El arzobispo Reig al mismo tiempo que pedía permiso para la coronación a Roma comenzó a movilizar a la sociedad valenciana. Convocó una Asamblea Magna de Caballeros y otra de Señoras donde reunió a las fuerzas vivas, los cargos públicos, nobleza, colegios profesionales, Universidad, asociaciones y entidades económicas y culturales, entidades que mostraron un gran consenso en potenciar y seguir este evento.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here