Un joven católico de 24 años alcanza la cima del Everest y coloca allí un Rosario y una estatuilla de la Virgen

0
1752
El joven de 24 años llevó con él hasta la cima un rosario y una estatuilla de la Virgen

La Virgen María ha coronado y ha sido colocada en el punto más alto de la tierra en la cima del Everest gracias al esfuerzo de un joven católico indio de 24 años, cuya historia se ha viralizado en internet.


Santuario de las apariciones

Abraham Tagit Sorang tiene 24 años y se ha convertido en el segundo habitante y el más joven de Arunachal Pradesh (India) en escalar el monte Everest pero su caso se ha viralizado sino por colocar sobre su cima una imagen de la Virgen María y un rosario.

Tal y como recoge Aciprensa, este joven pertenece a la parroquia de Santa María, en Itanagar, donde fue líder de los jóvenes, y actualmente participa en iniciativas comunitarias. Además, es miembro de la Asociación Católica de Arunachal Pradesh (AAPCA), que le ayudó a realizar la hazaña.

El joven es un gran devoto de la Virgen María, por ello siempre la tiene presente en todas sus expediciones. Su viaje al Everest no fue la excepción, pues llevó consigo una pequeña estatuilla mariana y un rosario, que plantó sobre la nieve al llegar a la cima de la montaña, el 31 de mayo, durante el mes de María.

Sus padres eran bautistas y, si bien su familia era muy pobre, pudo asistir a la escuela y a la universidad estatal “Dera Natung”, en Itaganar. Desde muy pequeño el joven siempre estuvo cerca de Dios y de María, pues fue educado en colegios católicos parroquiales. “Yo asistí al colegio claretiano desde el preescolar y sentí un fuerte llamado a ser católico. En el año 2000 me uní a la Iglesia Católica”,contó a Asia News.

La madre de Abraham falleció cuando era solo un niño, y desde entonces el amor de la Madre de Dios es su soporte. “Desde que murió mi madre en 2003, la Virgen se ha convertido en mi mamá. Siempre llevo conmigo el rosario y una imagen de la Virgen en cada expedición”, dijo a Asia News.

La Agenzia Info Salesiana (ANS) relató que cuando Abraham se trasladó a Itanagar para estudiar, conoció al grupo juvenil de los salesianos de la parroquia de Santa María, donde sirvió como monaguillo, secretario del grupo juvenil y del área de educación de la AAPCA.

En 2019, Abraham hizo sus promesas como salesiano cooperador, y con el tiempo sirvió como guardián en un internado del Centro Juvenil Don Bosco en Itaganar. También apoyó a la ONG Childline, organización dedicada al rescate y rehabilitación de jóvenes en situación de riesgo, señaló ANS.

El joven se involucró en el mundo del alpinismo desde el año 2013, cuando tuvo la oportunidad de asistir a un curso básico de este deporte en Dirang; y luego, entre el 2017 y 2019 logró escalar con éxito “varios picos de gran importancia”.

El valiente joven relató a Asia News que “no fue fácil llegar a la cima del Everest”, no solo por el entrenamiento físico que realizó, sino porque no podía costear la expedición. “Fueron necesarios cuatro años de preparación. Y en determinado momento las dificultades económicas hicieron que la meta fuera casi imposible”, dijo.

Para Abraham fue esencial el apoyo de la Virgen María y de su comunidad católica, que hizo “una colecta de fondos por Whatsapp para ayudarme”. La agencia salesiana señaló que este año Abraham logró recaudar el monto que necesitaba a través de un préstamo y del apoyo de amigos y benefactores.

Abraham relató a la agencia salesiana que en mayo llegó al Campo Base II, en Nepal, desde donde emprendió la subida al monte Everest. Dijo que debido a las inclemencias meteorológicas, la mayoría de alpinistas no continuaron y regresaron a sus países; e incluso el guía del grupo quiso regresar, pues la subida sería “extremadamente peligrosa”, pero él mantuvo la fe.

“Sorang Abraham sabía que otro viaje sería imposible para él. Y empezó a rezar, rezó el Rosario y leyó la Biblia pidiendo al Señor que le diera buen tiempo. El 29 de mayo el clima mejoró y el 30 de mayo comenzaron el ascenso a la cumbre”, señaló la agencia salesiana. “Llegaron a las 8:45 a.m. del día siguiente, fiesta de la Visitación de María. Allí, de pie en la cima del mundo, Sorang Abraham dio gracias a Dios prometiendo entregar su vida al Señor”, agregó.

María, Salud de los enfermos, ruega por nosotros

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here