«Tengamos la fiesta en paz», de Cotelo: este viernes se estrena la gran película familiar de las navidades

0
1133
Los protagonistas de «Tengamos la fiesta en paz»: una familia que va a hacer frente a sus problemas de forma un tanto... singular.

Este viernes 3 de diciembre se estrena en cines de toda España Tengamos la fiesta en paz, la última película de Juan Manuel Cotelo, director de largometrajes documentales de gran éxito como La última cima, Tierra de María, Footprints y El gran regalo.


Santuario de las apariciones

Esta vez Cotelo da un salto a sus inicios en el mundo del cine y hace una película de ficción, un musical lleno de humor en cuya producción ha participado la Fundación Cari Filii. Tengamos la fiesta en paz aborda de forma directa un problema muy común en la sociedad de hoy: los problemas matrimoniales con amenaza de ruptura familiar. Un auténtico drama que afecta a los padres y repercute en los hijos, solo que esta vez los tres hermanos, dos niñas y un niño, van intentar resolver por su cuenta con métodos bastante expeditivos.

En Tengamos la fiesta en paz la risa está asegurada e incluye canciones memorables, pero lo fundamental es lo que queda después: «El amor en la propia familia no es cuestión de suerte, es una preciosa tarea diaria que compete a todos los miembros», explica Cotelo, por eso «los conflictos familiares hay que resolverlos, al menos, con la misma fortaleza que ponemos en resolver los problemas de salud, o económicos».

«El mensaje es claro», coincide Carlos Aguillo, el actor, cantante y bailarín que hace de enfadado y sufrido padre en Tengamos la fiesta en paz: «La unión familiar requiere de esfuerzo y de ayuda. Requiere de respeto, cuidado y atenciones».

Ambos insisten en que este film no es «navideño» solo porque haya árboles decorados, calles engalanadas, frío, renos y regalos. Es navideño porque «la Sagrada Familia es protagonista… con el mismo protagonismo que puede tener en cualquier familia, si no les convertimos en figuras decorativas, sino en aliados eficaces para proteger la unidad familiar», subraya el director.  Aquí no aparece esa ‘magia de la Navidad’ con la que se nos bombardea en los anuncios:  «La Navidad no es algo mágico», precisa Aguillo, «sino que es un acontecimiento que se hace presente cada año. Hoy hay miles de películas comerciales que son navideñas, pero no hablan de la Navidad. Tratan sobre muñecos de nieve, calabazas, duendes, lucecitas… Pero la Navidad es algo mucho mejor y más grande».

Además de Carlos Aguillo participan en esta película, en los papeles adultos, Teresa Ferrer como la madre, Mamen García como la abuela y el propio Cotelo como el jefe del padre: conforman un cuarteto de actores experimentados con muchas tablas en el arte de sacar una sonrisa del espectador. Y les dan la réplica cuatro niños que juegan un papel decisivo en la trama y el propio resultado final de la película: los tres hijos (Ana Bravo, Eva Bravo y Juan Sánchez) y un niño de papel misterioso, ‘el negociador’, interpretado por Miguel Alejandro Serrano, bien conocido en el ámbito de la televisión y la publicidad.

A tenor de los juicios recibidos de los primeros espectadores en la première madrileña, a Tengamos la fiesta en paz le espera un futuro prometedor en taquilla.

Pincha aquí para ver en qué cines puede verse, y pincha aquí para pedirla si no ha llegado todavía a tu ciudad. Y si quieres saber por qué es importante ver esta «comedia, musical, familiar y navideña», como él mismo la define, y sobre todo verla en el fin de semana de su estreno, escucha al propio Juan Manuel Cotelo explicarlo:

 

 

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here