Lanzan un rosario de Isabel la Católica: explican su devoción mariana y cómo rezaba con insistencia

0
1055
Isabel la Católica rezando, según la teleserie de RTVE
Isabel la Católica rezando, según la teleserie de RTVE

Cuenta José Luis Rubio Willen que los santos necesitan algo más que milagros para llegar a serlo, y es que los católicos los vean cómo tal. Con este objetivo, el responsable del proceso de beatificación de Isabel la Católica acaba de anunciar que ya se encuentran disponibles los Rosarios de Isabel: un proyecto para que los fieles y devotos se identifiquen con la reina castellana en el rezo del rosario, pidan gracias a través de su intercesión y su pronta beatificación.


Santuario de las apariciones

Para rezar con Isabel la Católica

Los “rosarios de Isabel” nacen para difundir la devoción de la reina católica al rosario y pedir por su pronta beatificación.

Desde su presentación el pasado ocho de octubre, son una realidad.

“Los que somos muy devotos, queremos la rapidez, la prontitud. Y eso no es bueno, porque los santos los da Dios, no un Papa, un obispo o un político”, explica el sacerdote José Luis Rubio.

Por ello alude a la necesidad de “ver a la santa como tal y rezarle directamente, como intercesora. Todo el mundo eclesial debe ver a la reina Isabel como santa, y Dios lo concederá”.

José Luis Rubio destaca la evangelización de América de entre los logros de la reina. “Es una inmensa empresa donde una mujer, fiel creyente, es la elegida por Dios para esta gran obra. El proceso [canónico, para la beatificación] ha sido impecable, y ahora estamos en la fase de los milagros, uno que ya está aprobado y otro que se está estudiando en Roma”, resume.

La presentación de los rosarios de Isabel promovida por Willen tuvo lugar en la Capilla Real de Granada, y su elección no fue casual. “Es la segunda fundación de los Reyes Católicos al entrar en Granada y donde se encuentra la Virgen del Rosario que estuvo presente en la batalla de Lepanto”, añade.

Dedicaba el diezmo del día a la oración

El Capellán Mayor de la Capilla Real, Manuel Reyes, detalla la vida de oración privada de la reina Isabel.

“Fue en la fortaleza interior de su oración constante donde Isabel encontró fuerza para realizar una obra de tanta trascendencia para la historia de nuestra patria”, destaca el capellán. “Era fiel al rezo de las horas canónicas, y estaba enriquecida por una oración más personal, fiel a la tendencia de la devotio moderna y la contemplación del misterio de Jesucristo”.

Fray Hernando de Talavera, confesor de la reina, aseguraba que ella “dedicaba el diezmo del día a la oración, con más de dos horas a la Eucaristía, las horas canónicas y la oración vespertina, como muestran los candeleros de rezar de su alcoba”.

Rezaba mucho. Tanto que el poeta Gómez Manrique llegó a reprochar así a la misma reina el tiempo que dedicaba a las  prácticas de piedad:

El rezar de los Salterios,
y el dezir de las Horas
dexad a las oradoras
que están en los monesterios.
Vos, señora, por regir
vuestros pueblos y regiones,
por hazerlos bien bevir,
por los males corregir,
posponed las oraciones.

La devoción personal de la reina fue “admirable y ejemplar” a juicio del capellán. “Esta piedad se ve también en su testamento, donde no solo recuerda su devoción a San Juan Bautista y Evangelista, sino también a Santiago, a san Francisco y que culmina en Nuestro Señor”.

En el testamento también menciona a Santa María Magdalena «a quien tengo como mi abogada», dice, y a «la gloriosa Virgen María, Reyna de los Çielos e Señora de los Angeles, nuestra Señora e abogada«).

Transmitiendo su devoción mariana

Miguel Luis López-Guadalupe Muñoz, profesor de Historia Moderna de la Universidad de Granada, explica que Isabel buscó transmitir la fe a todos sus dominios.

“Cuando los reyes conquistaron estas tierras [granadinas] emprendieron una tarea de recristianización, suscitando distintas devociones que las huestes conquistadoras traían del interior peninsular”, explicó.

La huella de Isabel la Católica y su devoción mariana, “muy profundas en Granada”, se plasmó en multitud de obras evangelizadoras y catequéticas.

“Lo primero que hizo fue introducir pinturas e imágenes en lugares emblemáticos, y nada más concluir la reconquista ya había abundantes reproducciones marianas” como la Virgen de la Antigua, la de la Puerta de la Justicia, la de la Alhama o la Puerta de Elvira.

Otro ejemplo son las decenas de ermitas, conventos y parroquias de Granada que se fundaron bajo su mandato.

En el mismo 1492 fueron fundados hasta cuatro conventos masculinos bajo el auspicio de los Reyes Católicos, y todos ellos tienen referencias marianas, y desde 1501 se construyeron muchísimas parroquias con advocaciones marianas, sobre todo en la ciudad alta.

López-Guadalupe destaca que, desde el punto de vista de la piedad popular, “es muy difícil rastrear alguna devoción importante que no tenga un referente último en Isabel la Católica. Todo el marianismo del que bebe el pueblo cristiano granadino tiene sus orígenes a partir de 1492 y del tesón de la reina Isabel”, añade.

El rosario, una constante en el reino de Isabel 

Pero, si hubo una devoción particular de la reina que destacó sobre las demás, esa es el rosario, afirmó Juan Antonio Palma, el tercero de los ponentes en la presentación del rosario de la reina.

“En la testamentaria de la reina se hace alusión a varios libros de su ajuar con cobertura de plata ilustrados con los misterios del rosario”, explica.

Sus rosarios se contaban por decenas, algunos de ellos de metales preciosos y de piedras semipreciosas, de jaspe, de azabache y otros de madera.

“Fue una devoción que ella debió vivir desde su más tierna infancia, puesto que su madre, Isabel de Portugal, era gran devota del rosario”. Tanto, afirma, que, tras su muerte, Isabel de Portugal fue representada en el sepulcro “con el rosario en sus manos para toda la eternidad”.

Isabel de Portugal, madre de Isabel la Católica, fue representada en el sepulcro con un rosario y un devocionario. 

El rosario tiene un papel claramente apostólico en la recristianización de Granada.

“Solo hay que fijarse en el dato de que una de las plazas más importantes que toman los Reyes Católicos en Granada es La Alhama. Allí, en 1485, se funda la primera cofradía del rosario de la provincia de Granada por impulso de Isabel y su confesor, fray Hernando de Talavera”, detalla Palma.

La transmisión de la devoción al rosario fue una constante en el reinado de Isabel y Fernando. “Tuvieron esa tradición muy presente y con ella buscaron asentar las bases del cristianismo”.

Presentación completa de los rosarios de Isabel la  Católica. 

Para obtener los rosarios de la reina Isabel:

Página web: https://www.comisionisabellacatolica.com/tienda/
Correo electrónico: isabelcatolica.va@planalfa.es
Contestador: 983300626
Valladolid: Librería Santuario en c/ Santuario 26
Granada: Librerías Cruz de Elvira, Camarín Virgen del Rosario en la iglesia PP Dominicos, Basílica Virgen de las Angustias patrona de Granada,
Madrigal de las Altas Torres: Casa Natal Palacio Juan II de Castilla.
Para toda América por WhatsApp 696294230

Se puede leer aquí la conversión de José Luis  Rubio Willen, motivada por la reina Isabel la  Católica. 

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here