Por qué llevar siempre el escapulario del Carmen: algunos santos dan razones y cuentan historias

0
7777

La devoción del escapulario del Carmen ha formado parte esencial de la predicación de numerosos santos, a partir de la visión de San Simón Stock, el religioso inglés a quien la misma Virgen María entregó el modelo el 16 de julio de 1251, vinculándole una promesa: "Quien muera usando el escapulario no sufrirá el fuego eterno".

En su libro O escapulário de Nossa Senhora do Carmo. A grande promessa de salvaçao, Plínio Maria Solimeo recoge numerosas historias en las que se ha verificado esa promesa, así como la recomendación del escapulario por parte de grandes santos y doctores de la Iglesia. Éstos son algunos de ellos.

San Simón Stock (1165-1265)

Procesión en Guatemala capital de la antigua imagen de Nuestra Señora del Carmen, que entrega el escapulario, por medio del ángel, a San Simón Stock. Foto: Ricardo Patzan.

Fue él quien tuvo la gracia de recibir el escapulario de manos de la Reina del Cielo. Ese mismo día lo acercó al cuerpo de un moribundo impenitente y obtuvo el primer milagro del escapulario: la conversión del enfermo.

San Juan de la Cruz (1542-1591)

Imagen de San Juan de la Cruz en Úbeda, obra del imaginero Jesús Gálvez. Foto: Enrique Martínez Rozas.

Al hermano que le asistía en su última enfermedad, el santo le preguntó muchas veces qué día de la semana era. Y se lo explicó: "Te pregunto porque me vino ahora a la memoria qué gran beneficio hace Nuestra Señora a los religiosos de su orden que lleven su hábito y hagan lo que ese privilegio pide". San Juan de la Cruz falleció en el amanecer de un sábado, 14 de diciembre de 1591.

Santa Teresa de Jesús (1515-1582)

A la izquierda, San Juan de la Cruz, a la derecha, Santa Teresa de Jesús: el cuadro refuerza la idea del escapulario como algo "dado" directamente del cielo.

Con frecuencia se gloriaba de llevar el escapulario "como indigna carmelita". Y se preocupaba de que sus religiosas no dejasen de dormir con él puesto. Dirigiéndose a ellas, escribía: "Sólo puedo confiar en la misericordia del Señor… y en los merecimientos de su Hijo y de la Virgen María Santísima, su madre, cuyo hábito indignamente llevo yo y lleváis vosotros".

San Alfonso María de Ligorio (1696-1787)
Usaba el escapulario y lo recomendaba insistentemente a los fieles. El escapulario con el que fue enterrado permaneció incorrupto en el sepulcro y es hoy venerado en un relicario en Marianella, su ciudad natal.

San Pedro Claver (1581-1654)
Recurría sin cesar al escapulario del Carmen en su apostolado con los esclavos en Colombia. Se conserva una pintura que le representa en el lecho de muerte, con un crucifijo en una mano y el escapulario sobre el pecho. Alrededor de su cama, los fieles a quienes sirvió también llevaban el escapulario al cuello.

San Juan Bosco (1815-1888)

En esta célebre foto de San Juan Bosco en oración, tomada en 1880 en Turín, se le ve ante la imagen de Nuestra Señora del Carmen.

Le fue impuesto en la infancia y lo difundió durante toda la vida. Fue enterrado en 1888 con el escapulario. En 1929 se encontró el escapulario en perfecto estado de conservación bajo los hábitos putrefactos y los restos mortales momificados del gran apóstol e incomprable educador de la juventud.

San Buenaventura (1218-1274)
Él decía: "Desahoguen el pecho ante la Virgen del Carmen los pecadores más empedernidos: lleven su santo escapulario y ella les conducirá al puerto de la conversión. Hónrenla con el uso del escapulario y demás obligaciones u obsequios de la cofradía".

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here