Nace un gran centro mariano en Kibeho (Ruanda), donde la Virgen anticipó a las videntes el genocidio

0
5386

Los padres Marianos de la Inmaculada Concepción llegaron a Ruanda en 1984, y entre sus objetivos figuró desde el principio establecerse en Kibeho, donde desde 1981 tenían lugar las apariciones de Nuestra Señora de los Dolores, Madre del Verbo.

Ese proyecto ya está en marcha. Diez años después de su llegada, están listos los planos para la construcción de un Centro de Evangelización Mariano según el modelo del que ya existe en Nazaret y situado cerca del santuario que dirigen los padres palotinos, y que tendrá entre sus finalidades "vivir más profundamente el Evangelio y difundir las apariciones marianas en el mundo".

Unas apariciones que en estos meses pasados y en los venideros están muy presentes en el recuerdo del genocidio ruandés de 1994-95, cuyas escenas espantosas anticipó la Virgen a las tres videntes de Kibeho.

Amor y arrepentimiento

Allí María se apareció por primera vez a una joven de 16 años, Alphonsine Mumereke, el 28 de noviembre de 1981. Pero nadie la creyó, y sufrió acoso de sus compañeros, en particular de Marie Claire Mukangango. Alphonsine pidió a la Señora que se apareciese a alguna otra chica como prueba de su veracidad, y efectivamente sucedió con Anathalie Mukamazimpaka y, posteriormente, con la misma Marie Claire.


Las tres videntes de Kibeho: de izquierda a derecha, Alphonsine, Marie Claire y Anathalie.

El mensaje de Nuestra Señora de Kibeho, quien se presentó a ellas como la Madre del Verbo fue un mensaje sencillo de arrepentimiento por los pecados, de amor a Dios y al prójimo y de oración, en particular del Rosario de los Siete Dolores.

Pero además, el 19 de agosto de 1982 mostró a las tres chicas una terrible visión de muerte, violencia, sangre, fuego y destrucción. Ellas describieron ríos de sangre, pilas de cráneos, gentes matándose con saña.

Cuando las visiones y mensajes desaparecieron (para Anathalie y Marie Claire en 1983, para Alphonsine en 1989), aún faltaban años para que tuviesen lugar las espantosas matanzas en Ruanda, fundamentalmente de los hutus contra los tutsis, que costaron un millón de vidas y horrorizaron al mundo hace dos décadas. Todo se verificó tal cual ellas lo habían visto, incluso en Kibeho, donde murieron cinco mil refugiados, entre ellos la vidente Marie Claire.

El 29 de junio de 2001 el obispo de Gikongoro, Augustin Misago, aprobó a nivel diocesano la veracidad de las apariciones.


Nuestra Señora de los Dolores de Kibeho (Ruanda).

La historia de Immaculé

Actualmente, una de las grandes propagandistas de la devoción a la virgen de Kibeho es una superviviente del genocidio, Immaculé Ilibagiza, de quien se ha publicado en España este año Mi viaje hacia el perdón (Palabra).

Católica, tenía entonces 22 años y junto a otras siete mujeres estuvo 91 días escondida en un cuarto de baño de la casa de un sacerdote que las protegió, mientras fuera se producían espantosas matanzas machete en mano. Durante ese tiempo aprendió a rezar y a confiar sólo en Dios, y a perdonar a quienes habían asesinado a toda su familia.

Ésta y otras historias se darán a conocer en unos años desde la magnificencia del Marian International Evangelization Center de Kibeho, un complejo de edificios que incluirá cinco salas audiovisuales para presentar la Creación, la vida de la Sagrada Familia y la de los cristianos después de Pentecostés, así como las diferentes apariciones de Nuestra Señora aprobadas por la Iglesia a lo largo de la historia. "Rogamos también por la presencia de religiosas de clausura", concluyen los padres marianos al presentar su proyecto.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here