Más de 14.000 militares de 40 países buscaron paz y sanar sus heridas en las aguas de Lourdes

0
2897
Durante el pasado fin de semana miles de soldados convivieron en Lourdes

Durante el pasado fin de semana el santuario de Lourdes acogió la 60ª peregrinación internacional militar, que este año acogió a militares y policías militares de 40 países. En total 14.000 soldados y familiares. Encabezando la delegación española estuvo el arzobispo castrense, monseñor Juan del Río, que acompañó a casi 300 soldados españoles y otras tantas familias.

Esta peregrinación militar se ha convertido ya en un clásico, que fue ideada por un grupo de soldados años después de la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de fomentar la reconciliación y la paz. Este año el lema elegido ha sido el de “Pacem in terris” (Paz en la tierra), y que además es el título de la encíclica de San Juan XXIII escrita en 1963.

“Abordar los problemas de sus vidas”

A la peregrinación también han acudido soldados y veteranos de Estados Unidos, muchos de ellos heridos físicamente y también con experiencia en combate.

El coordinador de la peregrinación militar de EEUU, el coronel retirado Charles Gallia, afirma que este viaje a Lourdes “brinda el valor moral y la fortaleza espiritual para abordar los problemas de sus vidas, ya sean físicos, mentales o emocionales. Este es el poder sanador de la Santísima Virgen de Lourdes”.

“Al comprender las heridas físicas y morales de la guerra, hay una necesidad de paz y reconciliación”, agregaba Gallia.

“Encontrarse con Dios de una manera poderosa”

Entre los peregrinos también se encontraba Charles Baldinger, oficial de Infantería salido de la Academia de West Point, y que se ha tenido que retirar debido a un tumor cerebral. “Vinimos para conseguir la curación física, y conseguimos curación espiritual y fortaleza para este camino, y esto es lo más importante”, afirmaba, tal y como recoge Catholic News Agency.

El capellán Mark Bristol, destacó que esta peregrinación proporciona una experiencia “para encontrarse con Dios de una manera poderosa”. Sea lo que sea que estén pasando, estos militares “no están solos y lo más importante es que hay gente que camina con ellos para acompañarles en el camino”.

Otro de los sacerdotes allí presentes, Jeffrey Laible, reflexionó sobre la importancia de Lourdes para estos militares y recordó que “muchas veces nuestras tropas buscan perdón por lo que pudieron haber visto o hecho, especialmente cuando han estado en combate y se sienten culpables o avergonzados por su ira”. Y a su juicio, en Lourdes encuentran “ayuda para experimentar la curación y el perdón”.

Incluso a la peregrinación también llegaron sacerdotes que arrastraban ciertas heridas. Zachary Miller aseguraba que cuando dejó el Ejército “nunca pudo pasar página”. “Vine aquí, no necesariamente como sacerdote, vine como alguien herido que necesita curación. Y la encontré a través de María, nuestra la Madre, la Madre de Dios, la Madre de la Paz”.

María, Reina de las familias, ruega por nosotros

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here