Los embajadores americanos ante la Santa Sede destacan el papel de la Virgen María en la identidad de sus pueblos

0
1445
Los embajadores participantes en el ciclo de conferencias.

Del 15 de marzo al 25 de mayo, las embajadas de los países latinoamericanos ante la Santa Sede participan activamente en un ciclo de conferencias preparatorio del Sínodo para la Región Amazónica, que tendrá lugar del 6 al 27 de octubre. Bajo el título Devoción Mariana en América Latina: Fe, tradición y cultura, el ciclo consta de ocho jornadas y está organizado por la Pontificia Academia Mariana Internacional en colaboración con la Pontificia Universidad Antonianum.

Su vicerrector, Agustín Hernández Vidales, OFM, señaló, según informa Vatican News, que en la profundización en “la fe, la tradición y la cultura” de los pueblos americanos “pareció significativo subrayar en nuestros tiempos la importancia que el magisterio latinoamericano dedica a la piedad popular, a los temas marianos, a los santuarios marianos, al papel de la Santísima Virgen María en América Latina”.

Las cinco CELAM (Conferencias del Episcopado Latinoamericano) celebradas hasta el momento han dedicado un papel especial a la Santísima Virgen: Río de Janeiro (1955), Medellín (1968), Puebla (1979), Santo Domingo (1992) y Aparecida (2007). “Concretamente en Santo Domingo”, afirma el padre Hernández Vidales, “se decidió buscar cuál es el rol y la presencia de María en la vida del pueblo, qué papel han tenido estos Santuarios y cómo la gente se ha reconocido en la presencia de María”. Por eso serán los respectivos embajadores quienes presenten en las conferencias las muestras concretas de esa presencia mariana.

“Quisiera añadir una palabra más que viene desde el inicio de la evangelización”, comenta el religioso franciscano: “Es la palabra ‘encuentro’. En el encuentro con Cristo, en el encuentro con el Evangelio, en el encuentro con Dios, la gente de América Latina se reconocieron poco a poco en la Santísima Virgen”. En 1531 tuvo lugar la aparición de la Virgen de Guadalupe al indio Juan Diego, y a partir de ahí los pueblos se reconocieron en aquella mujer y fueron comprendiendo lo que es ser discípulos del Evangelio, ser discípulos de Jesús, lo que es ser cristiano. En el caso americano, con una especial manifestación cultural, porque María se ha hecho parte de su historia y su fe y sus tradiciones de culto mariano están muy arraigadas.

En la primera de las jornadas, que tuvo lugar el 15 de marzo, intervinieron los embajadores de Argentina y Panamá. La representante diplomática panameña, Miroslava Rosas Vargas, recordó que “América Latina es un continente de católicos y de hijos de la Virgen, un continente muy mariano. Yo me siento hija de la Virgen, así que realmente me siento muy honrada de comenzar con esta serie de conferencia en honor a la Madre de Jesús”.

Santa María la Antigua, primera advocación mariana de América, es la patrona de Panamá y presidió y bendijo la reciente Jornada Mundial de la Juventud.

Sobre todo, como panameña, explicó: “Creo que Dios fue tan bondadoso con Panamá que mandó a nuestro país la primera advocación mariana a tierra firme del continente Americano. La fe entró al continente americano de mano de Santa María la Antigua”.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here