Fiestas de Santa María la Antigua, la Virgen que acogerá la próxima JMJ: es la patrona de Panamá

1
9015

Este 17 de septiembre se celebró en la parroquia San José de Cherry Street, Panamá, un homenaje a Santa María la Antigua, patrona de Panamá, la Virgen "anfitriona" de la próxima Jornada Mundial de la Juventud que tendrá lugar en este país centroamericano en 2019. Ya a mediados de 2015 se realizó una celebración similar en la Iglesia San Pedro Claver con la asistencia de José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá. La ocasión sirvió para llevar en peregrinación, a diferentes ciudades del estado, la imagen de la Virgen, incluyendo Orlando y Tampa.

La Conferencia Episcopal Panameña proclamó oficialmente a Santa María la Antigua como patrona de Panamá el 9 de septiembre de 2000.

La Virgen Santa María la Antigua suele representarse habitualmente de pie, vestida con una túnica y una flor en su mano derecho. Con la mano izquierda carga al Niño Jesús, que juega con un pájaro. La Virgen lleva también la cabeza cubierta con un manto. A sus pies una mujer reza. Dos ángeles se alistan para coronarla y otro levanta una tela con la frase "Ecce María venit" (una alusión a la Fiesta de la Presentación de la Virgen en el templo).

La primera capilla mariana en Tierra Firme
La primera capilla dedicada a la Virgen María en Tierra Firme, como se llamó a los primeros territorios del continente americano para diferenciarlos de las islas, estuvo ubicada en la ciudad de Santa María la Antigua de Darién, en la costa del Caribe.

La ciudad fue fundada en 1510 por Martín Fernández de Enciso y Vasco Núñez de Balboa. La Virgen de la Antigua era una advocación ya venerada en Sevilla y en Logroño (especialmente en el pueblo riojano de Arnedo, de donde era la familia de Enciso).

La ciudad de Santa María la Antigua de Darién, hoy desaparecida, fue sede de la primera diócesis católica en Tierra Firme, creada por el Papa León X, por orden pontificia del 9 de septiembre de 1513. Era sufragánea de Sevilla.

La advocación en Sevilla
En la catedral de Sevilla, en España, se mantiene y venera un fresco en la pared representando a la Virgen de la Antigua, pintado en el siglo XV. En Sevilla se la presenta vestida de blanco con motivos vegetales de color dorado, con el Niño en una mano y una rosa blanca en la otra. En la parte superior hay un ángel con el letrero "Ecce María venit". Las coronas de la Virgen y el Niño Jesús fueron añadidas en 1929. 


Virgen de la Antigua en la catedral de Sevilla, del siglo XV

Este es el modelo que de Sevilla saltó a Santa María la Antigua y Panamá, y también a Santo Domingo, la catedral de Ciudad de México, Bogotá, Tunja, Chiriví (Nuevo Colón), la catedral de Lima, Cuzco, etc. Es, por lo tanto, un devoción con fuerte implantación en Hispanoamérica. 

Un país isleño para ella
Cristóbal Colón, en 1493, dedicó a esta advocación una isla que descubrió en su segundo viaje en 1493, Antigua, que hoy forma parte del estado independiente de Antigua y Barbuda, un país que hoy habla inglés, con 90.000 habitantes de los que los católicos no llegan al 10%.  (El nombre de Barbuda se dio más tarde a la isla vecina por la vegetación que tenía aspecto de barbas).

Antigua es vecina de otras islas del Caribe a las que Colón también dio nombres marianos: Guadalupe (que pertenece a Francia y tiene 400.000 habitantes, el 80% católicos) y Montserrat (con unos 5.000 habitantes, tres parroquias católicas y dos tercios de la isla sepultados por una explosión volcánica desde 1995). 

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

1 Comentario

  1. Un saludo desde Chirqui República de Panamá. Me gustaría saber donde y que negocio de arte religioso venden la imagen de la Virgen Santa María la Antigua.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here