Las hijas de Santa María, de espiritualidad del Sagrado Corazón, toman el relevo en Covadonga

0
6203

Una nueva comunidad de religiosas llega a Covadonga para hacerse cargo de la Casa diocesana de Espiritualidad. Las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús, congregación con una media de edad de sólo 35 años, toma el relevo de las Esclavas del Corazón Inmaculado de María, que han atendido a los peregrinos desde hace casi 50 años

Las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús harán que «ese corazón asturiano de espiritualidad y religiosidad popular» que es Covadonga «siga palpitando latidos de esperanza y alegría para cuantos necesitados de ellas, se allegan a este lugar bendecido por nuestra Santina», escribe el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, en una carta en el que anuncia a la diócesis el relevo en el Santuario de Covadonga (www.santuariodecovadonga.com).

Por motivos de edad, las 5 esclavas del Corazón Inmaculado de María que atendían hasta ahora la Casa diocesana de Ejercicios no pueden continuar ya este servicio. Monseñor Sanz les agradece su «presencia amable, discreta, verdaderamente entregada» durante los últimos 46 años.

Para sustituirlas, llegan las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús. Según cuenta el semanario diocesano Esta Hora, las religiosas proceden de la congregación francesa de las Hijas de Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

Su fundadora, la Madre María de Jesús Valverde, vive en Santander, y durante tres años, ella misma ha estado al frente de las conversaciones con el Arzobispado, que solicitó la presencia de la Orden.

El carisma de las Hijas de Santa María –cuenta a Esta Hora la superiora de la comunidad de Covadonga, la hermana María Magdalena Calvo– es «la espiritualidad del Corazón de Jesús. Hacer todo en unión con María, amar y adorar al Corazón de Jesús y darlo a conocer en todas partes».

La congregación tiene 37 proyectos en todo el mundo, varios de ellos dedicados a la educación. Entre otras cosas, forman a niñas abandonadas a Perú y Guatemala.

En España, atienden varias casas de espiritualidad y seminarios, como el de Valencia. Pese a la reciente creación de la congregación (fue reconocida por la Santa Sede como Instituto de Derecho Pontificio en 1998), cuenta ya con 500 hermanas profesas y 130 en noviciados, con un promedio de edad en total de 35 años.

En el santuario mariano de Covadonga, auténtico pulmón espiritual de la diócesis de Oviedo, prestan también su servicio, colaborando con el abad, el Cabildo de canónigos, la Institución Teresiana, las Esclavas del Corazón de María Inmaculada y las Carmelitas misioneras del Espíritu Santo.

La comunidad de las Hijas de Santa María en Covadonga está formada por seis religiosas, dos hermanas profesas procedentes de Santander y Jerez de la Frontera, y 4 júniors de El Salvador, Guatemala y México.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here