La Virgen del Pino congrega 50.000 peregrinos (cuesta arriba) y 250.000 (cuesta abajo) en Canarias

0
3447

La Virgen del Pino, patrona de la diócesis de Canarias, que se apareció sobre un pino en el pueblo de Teror a unos pastores y al obispo local en 1481 según la tradición, sigue suscitando una gran devoción popular en la isla de Gran Canaria.

Es costumbre llevar la imagen de la Virgen -del siglo XV, una de las obras de arte más antiguas en las islas- desde su actual basílica de Teror a Las Palmas de Gran Canaria en una gran peregrinación.

Allí, en la catedral recibe la visita de miles de devotos durante varios días. Después se devuelve a Teror con otra gran caminata (la "Subida" de la Virgen, se llama). 

La Subida de la Virgen del Pino de este año congregó el pasado sábado 14 de junio a unos 50.000 peregrinos, según el ayuntamiento, un acontecimiento masivo, festivo y devocional que no registró ningún incidente. 

Como es lógico por razones de "gravedad" hay más peregrinos en la bajada que en la subida: la bajada el 31 de mayo contó con 250.000 fieles; subir cuesta arriba es más esforzado. 

Las Palmas ha vivido con intensidad las dos semanas de estancia de la Virgen del Pino en la Catedral, donde ha sido visitada por una media de 6.000 personas al día, según datos de la Diócesis de Canarias, lo que ha dinamizado el casco histórico, que estos días también acoge los actos de las Fiestas Fundacionales de la capital.


Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here