La Sevilla mariana se prepara para la Semana Santa: 60.000 nazaremos organizados en 58 cofradías

0
1935

Los preparativos de los actos de la Semana Santa de Sevilla se empiezan a evidenciar en el centro de la capital andaluza apenas veinte días de que la cofradía del Domingo de Ramos -La Borriquita- inaugure la “semana grande” de los sevillanos, siete días de fervor y devoción de una ciudad mariana.

Desde hace días los operarios ultiman los palcos ubicados en la plaza de San Francisco -en plena carrera oficial-, una atalaya privilegiada desde la que cientos de personas podrán ver el paso de las 58 cofradías sevillanas que hacen estación de penitencia en la semana más importante para los sevillanos.

Los operarios no son los únicos que ultiman estas efímeras obras que engalanan la ciudad durante estos días sino que los comerciantes ya notan la cercanía de la fiesta con incrementos en las ventas de los productos relacionados con la Semana Santa, como los capirotes, las túnicas o los productos típicos de estas fechas.

“Desde noviembre estamos con la confección de túnicas y sus complementos”, afirma el encargado de una tienda en el centro de Sevilla, quien ha recordado que desde hace meses se incrementan los preparativos de “escudos, capirotes, hebillas, cíngulos… Todo lo necesario para que el nazareno salga equipado”.

Las cofradías, que comienzan a pensar en la Semana Santa al día siguiente de la finalización de la anterior, también ultiman todos los detalles para presentarse con sus mejores galas cuando tengan que hacer estación de penitencia hacia la catedral, y el trajín se nota en las hermandades porque apenas quedan veinte días.

“Llevamos un mes con el montaje de pasos, limpieza de candelería y plata, jarrones, etcétera”, ha dicho a Efe Juan José Cosano, mayordomo segundo de la hermandad de San Benito, una de las más conocidas y fervorosa de la Semana Santa sevillana, ubicada en el barrio de la Calzada de la capital.

La "madrugá" de Sevilla es un momento especial de la Semana Santa

Cosano ha señalado que estos días cercanos al comienzo de la Semana Santa son de mucho trabajo “sobre todo para el equipo de priostía y sus ayudantes”, un grupo de “hermanos” encargados de los preparativos necesarios para que “todo salga bien” el Martes Santo cuando esta cofradía hace estación de penitencia con sus tres pasos.

Los devotos de la Semana Santa sevillana saben que están en plena Cuaresma, que los días importantes para las hermandades se acercan, que las imágenes, muchas de ellas con siglos de antigüedad, deben estar radiantes y que solo cabe esperar a mirar al cielo el día de la procesión y confiar en que la lluvia no lo estropee.

El casco antiguo de Sevilla, el más grande de Europa, será dentro de veinte días el escenario del transcurrir de casi 60.000 nazarenos integrados en 58 cofradías, desde las más rigurosas con música de capilla, a las más bulliciosas, principalmente las de las “vírgenes de la Madrugá”, la Macarena y la Esperanza de Triana.

Pero mientras llega el comienzo, los preparativos conviven con el pulular de gente en el centro de una ciudad que se engalana poco a poco para presumir de su fiesta.

Los operarios se mezclan con los funcionarios, los establecimientos de productos de la Semana Santa con los de otra actividad y el olor a incienso con el sabor a cercanía de la semana más grande de Sevilla.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here