A la JMJ reflexionando sobre la Virgen, la Anunciación y Visitación

0
1405

La Jornada Mundial de la Juventud, que se celebra este verano en Europa y atraerá a jóvenes cristianos de todo el mundo, tiene este año un tema mariano. Es la escena de la visitación: María es una joven fuerte, rápida y animosa, embarazada pero dispuesta a ayudar a su pariente Isabel, de edad avanzada. No es la primera vez con el Papa Francisco: ya el tema de la JMJ de Panamá fue también mariano. En esa edición el texto elegido era: «He aquí la sierva del Señor: hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38).

Para la Jornada de Lisboa 2023 el tema es: “María se levantó y partió sin demora” (Lc 1, 39). Todos los jóvenes que acudan reflexionarán sobre esta escena mariana y escucharán predicaciones sobre ella.

Desde la Subcomisión de Infancia y Juventud de la Conferencia Episcopal Española se ha preparado un itinerario de textos y reflexiones que se irá publicando en distintas entregas, y María es el modelo que inspira esas enseñanzas.

Se trata de los materiales titulados «Caminos de juventud. Partamos sin demora» (aquí, en  la web de Conferencia Episcopal).

Estos materiales combinan la reflexión sobre la escena mariana con ideas de la exhortación apostólica Christus Vivit del Papa Francisco a los jóvenes.

En Jaén recibieron la Cruz de la JMJ, el icono de María Salud del Pueblo Romano y exhibieron el Santo Rostro que guarda su catedral
En Jaén recibieron la Cruz de la JMJ, el icono de María Salud del Pueblo Romano y exhibieron el Santo Rostro que guarda su catedral

Reflexiones tras la anunciación

Estas son las reflexiones que pueden ayudar a muchos jóvenes a meditar desde el ejemplo de la Virgen María.

»Vemos a María. Cuando el ángel se fue, y ella quedó sola. Nada había cambiado en la estancia. Bien sabía que aquello no lo había soñado… Entonces, empezó a sentir la necesidad de correr y contárselo a alguien. No porque tuviera dudas y precisase consultar con alguna otra persona, sino porque parece que lo que nos ha ocurrido no es del todo verdad hasta que no se lo contamos a alguien.

»Pero, ¿a quién decírselo que no la juzgara loca, a quién comunicarlo que no profanara aquel misterio con bromas y risas? Ella lo había visto todo, podía creerlo. Aparte de ella, ¿quién no lo juzgaría un invento de adolescente deseosa de llamar la atención? Sus padres, ¿se atrevería a decírselo? ¿Y cómo explicarlo, con qué palabras?

»José, ¿se lo diría a él? Quizá a él sería más difícil que a ninguna otra persona. Noticias así desencuadernaría la vida del joven carpintero como también había revuelto la suya. Noticias así sólo las puede dar un ángel. Por tanto, tendría que dejar en manos de Dios ese quehacer tan delicado. Era asunto suyo, ¿no?

Preguntas para los jóvenes

Tras esta reflexión, los materiales plantean elementos para que el joven se haga preguntas. «¿Cómo está mi vida? ¿Cuáles son mis alegrías y mis anhelos? ¿Cuál es el “para qué” de mi vida? […] ¿Cuándo he experimentado esta relación con Él, que ha venido a no condenarme, sino a salvarme? ¿Siento que Dios me quiere “sin esperar nada a cambio”? ¿Cómo podría concretar, aquí y ahora, el gozo de la salvación, de esta gratuidad y de ese amor profundo? ¿Cómo afronto todo lo que voy descubriendo en este camino de preparación para la JMJ?»

Los materiales que proponen los obispos españoles para esta reflexión incluyen el visionado de un testimonio filmado por Juan Manuel Cotelo: la historia de Milagrosa, desde Guinea.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here