Inspirada por Dios a los 80 para restaurar la imagen callejera de la «Virgen de la Peatonal», está cerca de terminar su misión

0
2782
Amalia y la Virgen de la Peatonal.

En 2008, 16 alumnos y 8 profesores del Centro Polivalente de Arte realizaron una imagen de María Auxiliadora, conocida como la «Virgen de la Peatonal«, por su localización en la icónica avenida de la ciudad de San Juan (Argentina). Desde entonces, la imagen de la virgen ha resistido a duras penas el paso e inclemencias del tiempo sin apenas cuidado… hasta ahora.

Amalia Correa, una devota católica de 80 años, se ha decidido a restaurar por sí misma esta imagen, ante lo que, según aseguró a Fabiana Juarez del Diario de Cuyo, fue un llamado de la Providencia. Tras seis meses de trabajo, está cerca de verlo concluido, sin más ayuda que su devoción.

Una devoción que hace meses le llevó a acudir ante la imagen de la Virgen para encomendarse, cuando quedó impactada ante el mal estado.

Amalia continuó su paseo, rezando y lamentándose por el abandono de la estatua.

«Señor, tú eres el Padre, por qué dejaste que llegue a este estado. Haz algo para que alguien del municipio la restaure«, suplicaba.

Sus oraciones fueron escuchadas de inmediato, pero la respuesta no fue la que esperaba.

«De repente sentí una voz firme y seria al lado de mi oído, que me dijo ‘¿Por qué no la arreglas tú? No había nadie a mi alrededor. Entendí que era Él quien me encomendó esta tarea», explica.

Amalia no sabía de arte, de pintura, ni de restauración… pero si de la oración. Por eso no le costó creer que si el mismo Dios le pedía renovar la imagen, también le daría los medios.

«Lo primero que hice fue averiguar qué tipo de pintura debía usar y después comprar los materiales. No pude comprar todo de una vez porque mi jubilación no da para mucho. Cuando arranqué con la restauración me di cuenta de que la superficie de la imagen era muy áspera y que molestaba cuando la acariciabas. Así que raspé toda la imagen y la rellené con una masilla especial para darle suavidad al tacto«, explica mientras da pinceladas a los ángeles situados a los pies de la Virgen.

La anciana lleva al menos seis meses dedicada a este trabajo. Avanza lenta pero constante, pues no es ni de lejos su única dedicación apostólica.

Amalia y la "Virgen de la Peatonal".

Amalia, restaurando la «Virgen de la Peatonal» (Foto: Diario de Cuyo/Fabiana Juarez). 

Como integrante de la Legión de María, también pertenece a la pastoral penitenciaria, con la que cumple religiosamente todas las semanas «para compartir la palabra de Dios» con los convictos.

«También visito diferentes departamentos para conformar grupos de oración para alabar a nuestra Madre. Y consigo donaciones para repartir en merenderos y demás lugares donde haga falta. Es por eso que no tengo mucho tiempo para dedicarme de lleno a restaurar la imagen de la Virgen y, hasta ahora Dios no me ha reclamado nada, así que sigo trabajando tranquila», explica.

Si todo sale según sus planes, este mes de julio «la Peatonal» disfrutará de nuevo de su icónica imagen mariana en todo su esplendor. Un trabajo que, según la propia Amalia, será aprovechado por las autoridades para colocar al pie de María una placa que recuerde a los 16 alumnos y 8 profesores del Centro Polivalente de Arte que hicieron esta imagen de la ya conocida «Virgen de la Peatonal» en 2008.

Aunque termine lo básico, la devota anciana pretende evitar que alguien, con el paso de los años, deba repetir el trabajo que ella lleva realizando desde hace seis meses.

«Quiero hacerle una cúpula de policarbonato para que la proteja, aunque no tengo los recursos para hacerlo. Quizás abra una cuenta en el banco para que la gente que quiera colaborar pueda hacer su aporte», concluye.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here