Hallazgo sorprendente: 489 textos sobre la Virgen en lengua tibetana, perdidos desde 1932

0
3119

Uno de los hallazgos más sorprendentes de la historia del cristianismo asiático moderno es el de cientos de textos olvidados escritos en tibetano sobre la Virgen María muy bien conservador desde 1932 en la única parroquia católica de Tíbet, la de Mang Kang (o Shang Yan Jing). 



De acuerdo con informes de la Agencia Faith de Hebei, se trata de 45 volúmenes de libros bíblicos en tibetano, que fueron traducidos y publicados en 1931, además de 489 textos relacionados con la Virgen María y sus devociones, del año 1932.

Estos textos han sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial, a las conquista china de Tíbet y a las persecuciones antirreligiosas de los chinos comunistas contra los tibetanos. 

Según los expertos, son los únicos textos católicos en tibetanos conservados en unas condiciones perfectas.

Cuando se encontraron en 2011, muchos fieles pidieron la reimpresión de estos dos textos, que siguen siendo útiles para la vida de la Iglesia y la misión de la parroquia.





La parroquia de Mang Kang o Shang Yan Jing (fotografiada sobre estas líneas y en este artículo), fue construida en 1855, con la llegada a Yan Jing de los misioneros del Instituto para las Misiones Extranjeras de París (MEP). El estilo arquitectónico es una mezcla de Han y tibetanos, con docenas de pinturas dedicadas a la Virgen María y Jesús y una cruz gigante que se ve desde lejos. De 1865 a 1959 había 17 misioneros a Yan Jing, 7 de ellos fueron martirizados junto a 11 laicos locales



La parroquia fue reabierta el 24 de diciembre de 1988. Hoy en día, la parroquia cuenta conun tibetano que es el párroco, dos religiosas ancianas, 2 novicias y 740 fieles laicosSe celebran dos misas de lunes a viernes y tres los domingos.

A los 84 años de edad, una anciana del pueblo sabe de memoria la Biblia completa en tibetano.

Altar de la única parroquia católica del Tíbet

El catolicismo en el Tíbet

De acuerdo con la historia del catolicismo tibetano, que presenta Faith, el misionero franciscano, ahora beato, p. Odorico Mattiuzzi de Pordenone (1265-1331), gran ayudante del beato Juan de Montecorvino, el arzobispo de Pekín, a su regreso de Pakín Occidental se dirigió al Tíbet en 1328. Así se convirtió en el primer occidental que llegó al Tíbet en la historia de China y también el primer sacerdote católico que llegó por primera vez al Tíbet en la historia de catolicismo chino, comenzando así más de 700 años de historia del catolicismo en el Tíbet. 



Este viaje también se cuenta en su famoso diario de su misión en el Lejano Oriente. En los años 1603, 1633, 1640 y 1661, hubo siempre misioneros jesuitas que intentaron la evangelización, pero lamentablemente perdieron la vida siempre o fueron expulsados o forzados a huir. 



En 1707 los misioneros lazaristas (CM) italianos llegaron al Tíbet, como recuerda una gran campana en el Templo de Jokhang, en Lhasa ("trono de Dios"), que fu e donada por el Padre Desideri, CM, en 1729. En 1741 se enviaron a otros 9 misioneros lazaristas para mision el el Tibet, que se vieron obligados a retirarse en 1745 por fuertes contrastes con el Dalai Lama. En 1812, el primer misionero laico chino intentó llevar a cabo una evangelización misionera en el Tíbet, pero fue expulsado de inmediato. En 1846 el superior de la comunidad Lazaristas de la Arquidiócesis de Pekín envió 2 misioneros al Tíbet. En 1861 se estableció Vicariato Apostólico tibetano. 



En 1890 había más de un millar de fieles católicos tibetanos. En 1920 eran ya 776 los católicos en el Tíbet, 1222 en el área de la provincia de Si Chuan y en 1544 en la provincia tibetana de Yun Nan. En el año 800 llegaron al Tíbet los misioneros del MEP y en 1933 los agustinos, todos expulsados al final por la revolución cultural.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here