Guadalupe inicia el Año Jubilar por los 100 años del atentado contra la basílica en el que la Virgen salió intacta

0
1038
El cardenal Aguiar observa la cruz curvada por efecto del atentado de 1921 / Desde la Fe

El pasado 14 de noviembre el cardenal Aguiar abrió la Puerta Santa de la Basílica de Guadalupe en ocasión del Año Santo que comenzaba y que se alargará hasta la fiesta de Cristo Rey del próximo año, el 20 de noviembre 2022. De este modo, los fieles que la crucen podrán ganar indulgencia plenaria según las condiciones que establece la Iglesia.


Santuario de las apariciones

La concesión de este Año Jubilar se debe a los 100 años del atentado con explosivos que sufrió la imagen de la Virgen de Guadalupe, concretamente el 14 de noviembre de 1921, y en el que milagrosamente  la tilma de San Juan Diego no sufrió daño alguno.

¿Qué ocurrió exactamente hace 100 años?

Tal y como recoge el semanario Desde la Fe, propiedad de la Archidiócesis de México, el atentado ocurrió en la mañana del 14 de noviembre de 1921, cuando un hombre, supuestamente un empleado de la Secretaría Particular de la Presidencia, colocó la bomba escondida en un ramo de flores al pie de la imagen.

Apertura de la Puerta Santa de la basílica mexicana de Guadalupe / Desde la Fe

La detonación provocó graves daños en el altar y las esculturas de mármol que lo flanqueaban al igual que en un crucifico de bronce de 34 kilos de peso que se dobló por la onda expansiva. Sin embargo, el cristal que cubría la imagen de la Virgen ni siquiera se rompió.

Tal y como cuentan las crónicas de la época, este atentado causó una gran indignación entre millones de mexicanos pues además de ser un ataque a las creencias religiosas lo era también en gran medida contra la identidad de los mexicanos, pues la Virgen de Guadalupe fue el estandarte con el que el padre de la patria mexicana, el cura Miguel Hildalgo, llamó al pueblo a unirse a la lucha por la independencia del país.

La explosión afectó gravemente a los cimientos de la Antigua Basílica de Guadalupe. Años más tarde gracias a un moderno sistema de pilotes estos problemas estructurales fueron subsanados eliminando así la posibilidad de que el templo se viniera abajo.

Este atentado contra la Virgen de Guadalupe de 1921 y el intento de sabotaje por parte del gobierno de aquel momento al Congreso Eucarístico Nacional de 1924 fueron los antecedentes más cercanos a la Guerra Cristera que tuvo lugar entre 1926 y 1929, y que dejó un gran número de católicos y asesinados por su fe.

Para poder ganar la indulgencia plenaria en este Año Jubilar en Guadalupe, los fieles deben cumplir las condiciones que establece el Derecho Canónico para obtener la indulgencia plenaria:

Orar por las intenciones del Santo Padre.

Estar en gracia de Dios habiéndose confesado.

-Asistir a Misa completa.

Comulgar.

María, Salud de los enfermos, ruega por nosotros.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here