Francisco propuso en la JMJ de Cracovia tres actitudes de María: escucha, decisión y acción

0
2596

En un gesto que es relativamente frecuente en él, durante el encuentro con los voluntarios de la JMJ de Cracovia Francisco renunció a leer las "cinco páginas" del discurso preparado ("un poco aburrido", bromeó), prefiriendo improvisar.

Fue el domingo 31 de julio en el Tauron Arena, donde dejó, entre otras frases, su enigmática apreciación de que no sabe si estará en la próxima JMJ, a celebrar en 2019 en Panamá, pero "Pedro sí estará".

Las palabras del Papa en el discurso que no leyó se centraban en las actitudes que el voluntario puede aprender de la Santísima Virgen.

"Me gustaría compartir con vosotros", señalaba, "un don que la Virgen María nos ofrece… En el misterio evangélico de la Visitación (cf. Lc 1,39-45) podemos encontrar un icono del voluntariado cristiano".


Presidió el acto un gran cartel con la célebre frase de Juan Pablo II: "No tengáis miedo". Como no lo tuvo la Virgen María en la Visitación.

Esas tres actitudes que pueden ayudarnos a "avanzar en el camino del servicio" son "la escucha, la decisión y la acción", que el Papa ve plasmadas en el gesto de caridad de María hacia su prima Santa Isabel al saber que está embarazada a pesar de su edad.

Escucha
"María sabe escuchar a Dios", afirma Francisco: "No se trata de un simple oír, sino de escucha, hecha de atención, de acogida, de disponibilidad… Está atenta a la realidad concreta y no se detiene en la superficie, sino que busca captar su significado".

También en nuestras vidas "el Señor está a la puerta y llama de muchas maneras, pone señales en nuestro camino y nos llama a leerlas con la luz del Evangelio".

Decisión
"María escucha, reflexiona, pero también sabe dar un paso adelante: decide", como en la Encarnación ("la decisión fundamental de su vida") y en las bodas de Caná: "No tiene miedo de ir contracorriente: con el corazón firme en la escucha, decide, asumiendo todos los riesgos, pero no sola, sino con Dios".

Como reflexión, el Papa apunta que "muchas veces es difícil tomar decisiones y por eso tendemos a posponerlas, tal vez dejando que sean otros los que decidan por nosotros; o incluso preferimos dejarnos arrastrar por los acontecimientos, seguir la «tendencia» del momento; a veces sabemos lo que deberíamos hacer, pero no tenemos valor, porque nos parece demasiado difícil ir contracorriente".

Acción
"A pesar de las dificultades y de las críticas que pudo recibir, no se demora, no vacila, sino que va, y va «de prisa», porque en ella está la fuerza de la Palabra de Dios. Y su actuar está lleno de caridad, lleno de amor: esta es la marca de Dios. María va a ver a Isabel, no para que le digan que es buena, sino para ayudarla, para ser útil, para servir", glosa el Papa.


El momento del encuentro entre María es Isabel, en la película Natividad, dirigida por Catherine Hardwicke en 2006.

Y también para el voluntariado "todo servicio es importante, incluso el más sencillo. Y su sentido último es la apertura a la presencia de Jesús; la experiencia del amor que viene de lo alto es lo que pone en camino y llena de alegría".

* * *

"María, cuando acabó su servicio con Isabel, regresó a su casa, en Nazaret", concluye el Papa: "Con delicadeza y sencillez, igual que ha venido se va. También vosotros, queridos jóvenes, no llegaréis a ver todo el fruto del trabajo realizado aquí en Cracovia, o durante los «hermanamientos». Lo descubrirán en sus vidas y se regocijarán por ello las hermanas y hermanos que habéis servido. Es la gratuidad del amor. Pero Dios conoce vuestra dedicación, vuestro compromiso y vuestra generosidad. Podéis estar seguros de que no dejará de recompensaros por todo lo que habéis hecho por esta Iglesia de los jóvenes, que estos días se ha reunido en Cracovia con el Sucesor de Pedro".

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here