Francisco: «La Asunción es un misterio que se refiere a nuestro futuro, nos hace mirar al cielo»

0
2180

En el Angelus correspondiente a la festividad de la Asunción de la Virgen, el Papa Francisco explicó a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro que el misterio celebrado nos concierne muy directamente porque “nos hace mirar al cielo“.

Así como en la Visitación, donde María entonó el Magnificat que se leyó en el Evangelio del día, la madre de Dios corría por una zona montañosa para ver a su prima Santa Isabel,
“hoy la vemos en su camino hacia la Jerusalén celeste, para encontrar finalmente el rostro del Padre y volver a ver el rostro de su hijo Jesús“.

“Muchas veces en su vida terrena había recorrido zonas montañosas, hasta la última etapa dolorosa del Calvario, asosociada al misterio de la pasión de Cristo”, glosó el Papa: “Ahora la vemos alcanzar la montaña de Dios, ‘vestida de sol con la luna bajo sus pies y en su cabeza una corona de doce estrellas’, como dice el libro del Apocalipsis, y cruzar el umbral de la patria celeste“.

Francisco recordó que María “fue la primera en creer en el Hijo de Dios y la primera que fue llevada al cielo en cuerpo y alma. Fue la primera que acogió y tomó en sus brazos a Jesús cuando aún era niño y la primera en ser recibida en sus brazos para ser introducida en el Reino eterno del Padre”, y justamente “porque acogió y vivió el Evangelio fue admitida por Dios a estar durante la eternidad al lado del trono de su hijo”.

Y explicó cómo se aplica esto a nosotros: “La Asunción de María es un misterio grande que se refiere a cada uno de nosotros y se refiere a nuestro futuro. María, de hecho nos precede en el camino hacia el cual se encaminan aquellos que mediante el bautismo han atado su vida a Jesús, como María ató a él la propia vida. La fiesta de hoy nos hace mirar al cielo. La fiesta de hoy preanuncia ‘cielos nuevos y la tierra nueva’, con la victoria de Cristo resucitado sobre la muerte y la derrota definitiva del maligno”.

Por las mujeres que sufren
Francisco recordó luego que el cántico de María “nos lleva también a pensar en muchas situaciones dolorosas actuales”. “En particular”, continuó, “en las mujeres vencidas, superadas por el peso de la vida y el drama de la violencia, en las mujeres esclavas de la prepotencia de los poderosos, en las niñas obligadas a trabajos inhumanos, en las mujeres obligadas a entregar su cuerpo y su espíritu a la concupiscencia de los hombres“.

Y pidió por que un día empiece para ellas “una vida de paz, de justicia, de amor, en espera del día en el que finalmente se sentirán aferradas por manos que no las humillan, sino que con ternura las elevan y las conducen por el camino de la vida hasta el cielo“.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here