El nuevo santo de Francisco inició su tarea en el santuario de Madhu: Vaz y María, fuentes de paz

0
3646

Los católicos de Sri Lanka celebraron la canonización de su nuevo y primer santo, San José Vaz, quien, junto a Nuestra Señora del Rosario de Madhu, es considerado el patrono de la reconciliación entre cingaleses y tamiles.

El Papa Francisco canonizó el 14 de enero al Padre Vaz, y animó a la reconciliación a los habitantes de Sri Lanka, enfrentados en una guerra civil por tres décadas.

La Misa se celebró en el Galle Face Green de Colombo, y contó con la participación de medio millón de personas, entre ellas el Prior de la Orden Conventual de la Congregación Benedictino-Silvestrina en Sri Lanka, Padre Shamindra Jayawardena.

“Creo que María y San José Vaz son los santos de la reconciliación, porque ahora el Santuario más famoso en Sri Lanka está dedicado a Nuestra Señora de Madhu, al Norte, donde mucha gente llega para pedir favores a la Santa Madre. En este lugar, ambos grupos, cingaleses, y tamiles, han peregrinado y se han unido”, explicó el P. Jayawardena en declaraciones a ACI Prensa/EWTN Noticias.

“Madhu ha sido un lugar para todos, todos los grupos, todas las etnias, por eso, creo que este es un lugar de reconciliación porque nuestra Santa Madre nos dona la unión de todos sus hijos, con Jesucristo como pastor”, añadió el religioso.

El P. Jayawardena, natural de Colombo, Sri Lanka, es sacerdote desde hace 14 años, y actualmente sirve en el monasterio de Kandy, en el centro geográfico de Sri Lanka, donde dirige a los 50 monjes benedictinos-silvestrinos que hay en todo el país.

Al realizar una reflexión sobre las palabras del Papa Francisco, el P. Jayawardena aseguró que la reconciliación de los tamiles y cingaleses está en proceso, y la bendición del Papa Francisco les anima en esta tarea.

“Todos estos días, ayer y hoy, el Papa estuvo en el Sur, y ahora va hacia el Norte. En este sentido ha visitado las dos comunidades. Así que creo que el Señor nos está mostrando el camino a través de sus palabras inspiradoras. Parece que cobran más valor al decirlas el Papa Francisco”, dijo.

El Papa con la imagen de la Virgen del Rosario de Madhu en Sri Lanka

El sacerdote de Sri Lanka explicó que el nuevo santo proclamado por el Papa comenzó su acción evangelizadora desde el Santuario de Madhu, conocida en la antigua Ceylán por su acción sanadora y protectora contra las mordeduras de serpiente.

“Tras llegar aquí, Vaz juró por escrito entregar su vida por completo a la Santa Madre y se consagró a María. Y eso es lo que hizo que recorriera todo un camino, dejando su tierra, en busca de la oveja perdida. Había una gran devoción por María en él y esto es lo que edifica a todos santos, porque al final, es la Santa Madre quien nos guía a Jesús”, explicó el sacerdote.

Después de la llegada del P. Vaz a la región, en 1706 el Santuario se convirtió en un centro misionero, dos siglos después el Papa Pio XI coronó la imagen de la Virgen, y en 1944 se consagró el templo a la Virgen del Rosario.

Desde entonces, este santuario ha sido un lugar de oración respetado y frecuentado tanto por fieles católicos como seguidores de otras religiones. El templo ha sobrevivido a la guerra, y desde 1990, las 160 hectáreas de terreno circundante han sido lugar de cobijo para miles de refugiados. Desde 2008 el Santuario forma parte de la Diócesis de Mannar.

[Cari Filii, con motivo de la visita del Papa Francisco, explicó más datos sobre el popular santuario de Nuestra Señora de Madhu en Sri Lanka aquí].

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here