El cardenal Sturla pregunta a los políticos por qué bloquean a María y no a la diosa vudú Yemanjá

0
9763

El cardenal de Uruguay, Daniel Sturla, defendió la colocación de una imagen de la Virgen María en la rambla de Montevideo y rechazó que se diga que se trata de un intento de la Iglesia Católica de “apropiarse” de un espacio público o de una violación a la laicidad.

La propuesta fue solicitada por el propia Sturla a la Intendencia de Montevideo que remitió el proyecto de decreto a la Junta Departamental, donde en principio, hay resistencia a apoyarlo.

Al hablar en su audición semanal, Sturla admitió que se equivocó al pensar que esta vez la polémica no se iba a producir. Dijo que, tal como se planteó, con acusaciones a la Iglesia Católica de pretender “apropiarse” de un espacio público, se dio en su opinión “un pasito atrás en la conciencia uruguaya”.

Recordó que en otras ocasiones, con la instalación de monumentos referidos a otras manifestaciones religiosas como Yemanjá [la diosa vudú del mar], o la imagen de Confucio “nunca se suscitó un tema de laicidad sí – laicidad no”.

Ahora, agregó, “cuando la Iglesia Católica quiere colocar un monumento a la Virgen que existe en casi todas las ciudades del interior y ni qué decir en toda América y Europa que hay monumentos públicos a la santísima virgen acá se suscita esa urticaria sobre la laicidad”.

“No recuerdo cuando hace 20 años cuando se puso Yemanjá, que salío por 26 votos en 28 (en la Junta Departamental de Montevideo), que se discutiera sobre la laicidad, cuando se puso Confucio creo que nadie habló de la laicidad". 


Estatua de Yemanjá, la diosa vudú del mar, en Montevideo… que parece que no preocupa a los políticos laicistas de Uruguay 

Y añade: "En otros monumentos que si bien no son específicamente religiosos, sí tienen que ver con comunidades colectividades muy arraigadas en nuestra tierra como la comunidad armenia o judía, nadie habló de la laicidad. La Iglesia Católica propone poner un monumento a la Virgen, y ahí parecería que surge enseguida la polémica: se habla de invadir el espacio público, de apropiación”.

Sturla dijo que al principio “me resultó un poco molesto y me dije, no hay que entrar”.

Pero después que la polemica se instaló, “no hay más remedio que responder porque también está aquello de que el que calla otorga”.

Para Sturla, “es clarisimo que la laicidad tal como la viene madurando y entendiendo el Uruguay en su mayoría es la pluralidad de expresiones en el ámbito público, la convivencia sana, tolerante, respetuosa, amigable que hay en la sociedad civil entre las distintas opciones políticas religiosas sociales”. “Y que justamente que esta diversidad nos enriquece.

Por lo tanto, reivindicamos con serenidad pero también con firmeza nuestro derecho y el derecho de tanta gente a que pueda existir en la rambla de Montevideo en ese lugar tan bonito donde la gente misma se fue convocando para este Rosario de las Familias que pueda haber una imagen de la Virgen que sin duda no molesta no significa una apropiación de nada sino una presencia religiosa, humana, de aquella que siendo la Virgen María es la mujer más famosa de toda la historia de la humanidad”.

En la audición, Sturla destacó la posición asumida por los diputados Víctor Semproni (Frente Amplio), Pablo Abdala (Partido Nacional) Valentina Rapela (Partido Colorado) y Daniel Radío (Partido Independiente) quienes, dijo, “apoyaron justamente basándose en la lacidad bien entendida” la colocación del monumento a la Virgen María y agregó que confía en que los ediles aprueben la iniciativa en la Junta Departamental.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here