Doscientos mil peregrinos en Fátima: el cardenal Damasceno compara con Aparecida, dos siglos antes

0
5223

11 explicaciones descreídas y 2 creyentes del Milagro del Sol de Fátimarsonas han participado en los actos de oración en Fátima este 12 y 13 de mayo, aniversario de la primera aparición de la Virgen a los tres pastorcillos.

Las ceremonias han sido presididas por el cardenal brasileño Raymundo Damasceno Assis, arzobispo de Aparecida y presidente de la Conferencia Episcopal Brasileña. El cardenal trajo una imagen de la Virgen de Aparecida, muy popular en Brasil, y la entronizó en la Capilla de las Apariciones en Fátima. El año pasado ya realizó la operación inversa: entronizar a la Virgen de Fátima en Aparecida.

El rector de Fátima, el padre Carlos Cabecinhas, explicó en una presentación que Fátima es también muy popular en Brasil, mientras que Aparecida es poco conocida en Portugal.

Aparecida y Fátima: tres humildes, año 17
En varias ocasiones estos días el cardenal brasileño ha señalado las similitudes entre Aparecida y Fátima. En el caso brasileño, fueron tres pescadores (Domingos Garcia, Filipe Pedroso y João Alves) los que encontraron en sus redes la imagen de la Virgen en el río Paraiba. Sucedió en 1717.

En Fátima son también tres los videntes (Lucía y los beatos hermanos Jacinto y Francisca), los tres también de extracción humilde, pastores, y los hechos suceden doscientos años después, en 1917. Los pescadores volvieron a casa con una pesca numerosísima; los pastorcillos congregaron a las multitudes.

El cardenal Damasceno señala que en ambos casos la Virgen llama a sus hijos a la oración (la de Aparecida no habla, pero lo indica con sus manos en oración) y en el caso de Fátima se completa el mensaje con un llamado a la penitencia.

Más de 150 grupos de peregrinos
El santuario portugués estos días ha contado más de 150 grupos de peregrinos organizados llegados de 30 países, sobre todo de Portugal, Italia y Brasil, incluyendo una delegación de 400 peregrinos llegados de Aparecida.

Los españoles tienden a llegar a lo largo de todo el año o en otoño y no se concentran tanto en las grandes fechas de primavera. La prensa local destaca que los comerciantes locales notan la crisis y venden sobre todo objetos pequeños.

Las autoridades han querido asegurarse, después de un reciente accidente en que varios peregrinos fueron atropellados, que la seguridad sea máxima para los peregrinos: 400 militares participan en el dispositivo de protección y tráfico. El Instituto de Emergencias Médicas ha desplegado el equipo más grande de su historia (exceptuando la visita de Benedicto XVI en 2010).

Entronización, velas, oración
Las celebraciones comenzaron a las seis y media del martes en la Capilla de las Apariciones, donde la imagen de Nuestra Señora de Aparecida fue entronizada. Después del rosario tuvo lugar la procesión de las velas, uno de los momentos más emocionantes y esperados en los encuentros grandes en Fátima.

El miércoles por la tarde se celebra la procesión eucarística y la jornada acaba a las diez con una misa, bendición de enfermos y la tradicional procesión de despedida.

70.000 con los pastorcillos; 200.000 hoy
El 13 de octubre de 1917, última aparición de la Virgen a los tres niños, se congregaron unas 70.000 personas que esperaban ver un gran prodigio (fue el día del “milagro del sol” y cuando la Virgen pidió que se le construyera una capilla). Actualmente, en los días grandes de Fátima se reúnen doscientas mil personas en la explanada cada vez.

El santuario ofrece algunas cifras del evento masivo. Por ejemplo, señala que en estos dos días se queman 29 toneladas de cera en el velario de la explanada. Poner velas de gran tamaño es aquí mucho más común que en otros santuarios marianos.

Pese al calor de la mañana, sólo 38 personas fueron transportadas a hospitales: el servicio local –un hospital de campaña, con 6 médicos, 6 enfermeras y la ayuda de 30 jóvenes scouts- se encargó de casi todos los casos de asistencia –unos 500 peregrinos atendidos-, por lo general por ampollas o molestias ligadas al calor y el cansancio de los caminantes.

29 obispos, 380 curas… y una imagen peregrina
La Eucaristía de clausura de la peregrinación, presidida por el cardenal Damasceno, fue concelebrada por 29 obispos y 380 sacerdotes. Al final de la Eucaristía, se procedió al envío de la imagen peregrina de Nuestra Señora de Fátima, que comienza así una visita de 12 meses por las diócesis portuguesas, incluyendo las islas de Madeira y Azores, en preparación para las celebraciones del centenario de las apariciones.
Los obispos han querido potenciar esta iniciativa de la imagen peregrina para, aseguran en una nota, “difundir y volver a dar vida a la conciencia de la riqueza y oportunidad del mensaje de Fátima y de sensibilizar a las comunidades para la celebración importante Centenario de las Apariciones”.

Añaden, además, que son “conscientes del gran impacto que esta iniciativa puede tener, ya sea por el número de fieles que se reúnen, ya sea ofreciendo oportunidad para anunciar a Jesucristo, a quien la Virgen María nos lleva siempre”. Para eso han publicado un cuadernillo con oraciones y reflexiones que se puede leer aquí (en portugués).

Los peregrinos en la prensa
La prensa recoge estos días testimonios de peregrinos. En “Jornal de Notícias” habla, por ejemplo, Maria Idalina Dias, de 73 años, que ha venido caminando varios días, con lluvia, sol abrasador y niebla cerrada. "Vine a pedir la familia, para mi nieto, de cinco años, y para todos los niños del mundo que no tienen ninguna culpa de lo que está sucediendo y son ellos los que más sufren", explicaba esta abuela.

El año pasado ya sufrió mucho en el viaje pero se le fueron los apuros al llegar y colocar una fotografía de su nieto en la Capilla de las Apariciones. Este año viene a dar gracias por los favores recibidos.

En la revista “Familia Crista”, de los paulinos, entrevistan a jóvenes que peregrinan a pie. Catarina Trabulo, de 22 años, es una chica guía (scout) desde niña y catequista y había prometido a la Virgen que iría caminando en agradecimiento por su buen curso. Ha caminado cinco días y Fátima le recibió con lluvia en la noche.

Pero insiste en que caminar es lo que ayuda a crecer espiritualmente: “ la naturaleza, estar a solas con Dios, el silencio… me hace pensar en cosas que normalmente no pensaría”. La misa cada noche también ayuda.

Se hace selfies y las cuelga en Facebook, donde sus amigos o parientes mayores le piden orar por ellos ante la Virgen. Dice que es una forma de evangelizar: “estoy orgullosa de mi fe y no me escondo”, explica sonriendo.

Cuando llega a Fátima con su grupo, Catarina acude en primer lugar a la estatua del Sagrado Corazón de Jesús en el centro del santuario, siguiendo el tema tratado en el viaje: "Con María a Jesús". Y allí puede llorar, dice, y sentirse muy aliviada.

Más información sobre Fátima: 

Los hechos de Fátima, explicados en Cari Filii

Los manuscritos de Fátima, incluyendo el tercer secreto, en una exposición online abierta a todos

¿Se convertirán los musulmanes a través de la Virgen de Fátima? Una profecía de Fulton Sheen

La Virgen de Fátima «fue» al Muro de Berlín en 1978… y llegó un Papa polaco y el Muro cayó

Cómo Pablo VI en Fátima pidió la intercesión de la Virgen para evitar los abusos del posconcilio

11 explicaciones descreídas y 2 creyentes del Milagro del Sol de Fátima

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here