Cumplía cinco años y quiso que la Virgen de Aparecida fuera el tema central de su fiesta

0
2272
Fiesta de cumpleaños de Gloria María / Foto: Cortesía Elisandra Rauch

La celebración de cumpleaños de una niña en Brasil se ha convertido en viral en las redes sociales emocionando a miles de personas. Y es que una pequeña de cinco años quiso que su fiesta de cumpleaños estuviera centrada en la Virgen de Aparecida, de al que se cumple ahora el tercer centenario.

En declaraciones a Aci Digital, Elisandra Rauch dijo que “ese amor” por la Madre de Dios surgió en su hija su Gloria María desde pequeña.

La niña y su relación con la Virgen

La niña cumplió cinco años el pasado 20 de julio y que en 2016 “ella dijo: ‘Quiero una fiesta de Nuestra Señora Aparecida mamita’. Así lo hicimos, en nuestra simplicidad. Hicimos que María fuese honrada en su fiesta de cinco años porque Glorita vino al mundo gracias a sus manos”.

Elisandra comentó que ella tenía dificultades para quedarse embarazada porque sufría de problemas hormonales y de ovario poliquístico.

“Si no fuera por la intercesión de la Madre de Dios, este regalo no estaría con nosotros. Fui a los pies de María y le pedí ser madre. Le dije: ‘mándame a Gloria María o a Jonás Miguel’”, recordó.

Ella tenía la certeza de que “para Dios nada es imposible” y afirmó que “el milagro pasó por las manos de María” porque “Ella también es madre y me entendía”.

Elisandra, que vive en la localidad de Caxias do Sul, en el estado Rio Grande do Sul, contó que un día “estaba regresando de un encuentro con los amigos de Canção Nova, grupo del cual formo parte. En el camino paramos en Aparecida, en el estado de São Paulo”.

“A los pies de María le pedí su intercesión”

“Yo sabía que si le pedía a la Madre, el Hijo escucharía. Derramando lágrimas, a los pies de María le pedí su intercesión”, expresó y contó que después de un mes y medio descubrió que “estaba embarazada de un lindo regalo de Dios”.

Por esta razón, esta mujer consagró a Gloria María a la Virgen “desde que estaba en el vientre”. “Amo a María y todos en mi casa tienen ese mismo amor ¿Sabe a quién ella (Gloria) mandó su primer beso? Fue a Nuestra Señora Aparecida”, recordó la madre.

Por lo tanto, en el cumpleaños de Gloria, “María estuvo presente como siempre”.

La niña “rezó, recibió la bendición de los padrinos, tuvo amor, lloró de emoción, hubieron muchas risas y muchos juegos”. Destacó que en la celebración “no hubo riqueza ni lujo, pero sí el amor de Dios que resplandecía en cada gesto”.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here