Cien mil falleros entregan 48.000 ramos a la Virgen de los Desamparados en las Fallas de Valencia

0
3493

«¡Parece un jardín!», «¡Qué bonito lo han hecho este año!». Son algunos de los comentarios que podían escucharse el 19 de marzo en el pasaje Emilio María Aparicio Olmos (situado entre la Basílica y la catedral de Valencia) mientras el público intentaba acceder a la plaza de la Virgen para contemplar el homenaje floral que los falleros realizan cada año a la patrona de los valencianos.

Porque valencianos y turistas llenaron la plaza (y el interior de la Basílica) como no se había visto otros años. Eso a pesar de la amenaza constante de lluvia durante toda la jornada, lo que hizo que los paraguas se convirtieran en el complemento imprescindible, con permiso de cámaras, móviles y palos para hacerse el ´selfie´ rodeados de flores.

La aglomeración fue tal que en algunos momentos fue prácticamente imposible avanzar para rodear el catafalco de 13 metros de altura y contemplar mejor el diseño del manto confeccionado por los vestidores, dedicado en esta ocasión a Sant Vicent Ferrer. Un personaje reconocido para los de casa pero que generó preguntas entre los visitantes nacionales y extranjeros.

Por ejemplo, la de la madrileña Mar Plaza, que pensaba que era un motivo relacionado con el entorno urbanístico. Aún así estaba «maravillada» con la composición floral y con «el espectáculo que cada año hacen los falleros para su Virgen».

Se vieron rostros emocionados, miradas de fervor y ojos con lágrimas en un ritual que cada 19 de marzo atrae a miles de personas hasta la plaza de la Virgen. La visita de todos los años como preludio a una vuelta por las fallas y la mascletà, como apuntaban algunos visitantes, o la petición de una promesa, reconocía Alejandra, de Villanueva de Castellón, que acudió a «pedir para que todo salga bien en la operación a la que va a someterse mi madre».

Hubo quien preguntó si podía coger alguna flor y tuvo que contentarse con comprar un recuerdo en el puesto de los Seguidores de la Virgen o decantarse por una palma del Domingo de Ramos de las que estaban a la venta junto a la puerta románica de la Seo.


En la parte trasera del manto, una imagen de San Vicente Ferrer

No sólo el manto fue alabado (se aprecia menos flor en la alfombra trasera). También fueron comentadas las canastas que depositan las comisiones, sobre todo las de Plaza del Pilar y San Vicente (por sus dimensiones) y la de Giorgeta-Roig de Corella, dedicada a la Dama de Elche. Según datos facilitados por la Junta Central Fallera, se entregaron 153 canastas, seis menos que el ejercicio anterior.

A tenor de las cifras de participación, el número de asistentes a la Ofrenda se ha estancado en torno a los cien mil, pues este año han desfilado 100.028 personas, 274 menos que en 2015, cuando también se registró un descenso de cinco mil participantes. De ellas, 35.411 eran mujeres; 26.245, hombres; y 29.686 niños (casi 300 menos que el año anterior). También se entregaron 47.994 ramos, un número inferior a los más de 51.000 de 2015.

Se podrá contemplar hoy y mañana, según confirmó ayer el Ayuntamiento. Si el desmontaje comienza el martes o no dependerá del estado de los ramos por las condiciones meteorológicas.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here