Católicos y musulmanes celebran juntos la Anunciación a María en la parroquia maronita de Lyon

0
5228

El lunes pasado, solemnidad de la Anunciación del Señor, unos cuatrocientos católicos y musulmanes se reunieron en Lyon, Francia, en un encuentro de oración en el que quisieron agradecer a Dios y rendir homenaje a la Virgen María, cada uno respetando su propia tradición.

Se realizó así –en medio de fuertes medidas de seguridad– la primera edición de la ‘fiesta islámico cristiana’ en la iglesia católica maronita de Nuestra Señora del Líbano en Lyon (www.pndll.com), la segunda ciudad universitaria de Francia y sede primada de las Galias.

La fiesta encuentra origen –según informó L´Osservatore Romano— en una iniciativa similar que se realiza en el Líbano, país que desde hace diez años organiza estos eventos para reflexionar sobre la figura de María, que ocupa un papel de importancia tanto en el cristianismo como en el islam.

El gobierno de Líbano -el país de lengua árabe con mayor proporción de población cristiana- celebra desde  2010 la solemnidad de la Anunciación del Señor, como una festividad no laborable.

Participaron en el acto realizado en la iglesia de Nuestra Señora del Líbano, el cardenal arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin; el rector de la Gran mezquita, Kamel Kabtane; el director de servicio nacional para las relaciones con los musulmanes (organismo de la Conferencia Episcopal); el padre Vincent Feroldi y el presidente del Consejo francés del culto musulmán.

El vicepresidente del Instituto francés de civilización musulmana en Lyon, Bruno Guiderdoni, señaló que el contexto hoy es difícil, porque muchas personas se centran en lo que separa a los cristianos y musulmanes, fomentando así la discusión. Por eso invitó “a elevarse en silencio, en oración, compartiendo un momento de oración y la figura de María lo permite”.

El rector de la Gran mezquita por su parte señaló: “Tenemos necesidad urgente de recordar que compartimos un patrimonio espiritual común”.

El Padrenuestro y el inicio del Corán
La atmósfera, comentó el periódico francés «La Croix» era un tanto irreal, con una campana que sonaba, después con el muyaidín de la mezquita que llamaba a la oración, seguido por la recitación, en árabe como en francés, del Padre Nuestro por parte de los cristianos y después de la Fatiha (el inicio del texto coránico) por parte de los musulmanes (“En el nombre de Alá, el Clemente y Misericordioso / Alabado sea Alá, señor de los mundos / El Clemente, el Misericordioso / Dueño del Día del Juicio / A ti imploramos, a ti pedimos ayuda / Guíanos por el camino recto…”)

El delegado episcopal para las relaciones con los musulmanes en Lyon, subrayó la importancia de este primer encuentro y deseó que se puedan repetir, como se realiza en Beirut.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here