Los 7 dolores de la Virgen, explicados por fray Nelson: entendidos y aplicados a lo que vivimos hoy

0
1047
El Papa Francisco en Eslovaquia con su patrona, la Virgen de los 7 dolores
El Papa Francisco en Eslovaquia con su patrona, la Virgen de los 7 dolores

Este 15 de septiembre la Iglesia ha celebrado la fiesta de Nuestra Señora de los Siete Dolores. El Papa Francisco la celebró en Eslovaquia, con una misa en el santuario de Šaštín, donde regaló una rosa de oro a la imagen de esta advocación, patrona del país desde 1927. Los Pontífices suelen hacer ese gesto cuando visitan un santuario internacional relevante. Juan Pablo II celebró misa allí en 1995 y declaró basílica ese templo. A la imagen eslovaca se le atribuyen muchas curaciones (726 estudiadas, según una nota de prensa con motivo del viaje papal).


Santuario de las apariciones

Francisco dijo en su homilía que “María es la Madre que nos da al Hijo Jesús. Por eso la amamos y la veneramos”. “María es el camino que nos introduce en el Corazón de Cristo, que ha dado la vida por amor a nosotros”, añadió. “Podemos mirar a María como modelo de la fe”, dijo.

Los 7 dolores tradicionales

Pero, ¿cuáles son esos ‘7 dolores’ que las estatuas de cristianismo occidental suelen representar como 7 puñales sobre el pecho de la Virgen?

Tradicionalmente son 7 acontecimientos mencionados en el Evangelio:

– la profecía de Simeón
– la huida a Egipto
– perder a Jesús en el Templo
– ver a Jesús cargando la Cruz
– la Crucifixión
– el descendimiento
– el entierro de Jesús

Estos siete acontecimientos tocaron el corazón de María y los cristianos pueden meditarlos para acercar su corazón a Cristo, como María.

Los dolores sobrenaturales: el desprecio a Dios

Fray Nelson Medina, un dominico colombiano, Doctor en Teología y popular predicador por su presencia en redes, ha explicado los 7 dolores en un vídeo en su cuenta de YouTube, aplicándolo a los males espirituales que sufre el mundo, en un vídeo breve de 6 minutos.

Señala que la Virgen sufrió por los dolores físicos de Jesús. “Piensa, por ejemplo, en lo que significa para una madre ver tan destrozado, tan torturado a su hijo, por supuesto que esto es muy doloroso”, dijo.

Pero hay también un elemento de dolores invisibles, sobrenaturales, que tienen que ver con el mal que los hombres causan y hacen sufrir a Dios Padre, al Hijo y a la Virgen.

“Por eso, al reflexionar sobre los dolores de la Santísima Virgen María, conviene que también nosotros nos asomemos al aspecto sobrenatural, que es el más profundo y que es el más fecundo del dolor de María”, subraya fray Nelson.

Los 7 dolores que él señala son:

1. Ver que Dios ha sido y sigue siendo ofendido

El primer gran dolor de María es “ver que Dios es ofendido con el pecado, pecado descarado, pecado cínico, pecado arrogante, como a veces encontramos también en nuestra época”, dijo.

2. Ver que muchos rechazan la Palabra de Dios

Su segundo dolor fue ver cómo las personas rechazan las palabras de su Hijo. “Nadie pudo ofrecer la palabra mejor que Jesús, pero su palabra ha sido rechazada. La sordera a la Palabra de Dios es un dolor espantoso”, señaló.

3. Darse cuenta de que la gente es manipulable

El tercer dolor de la Madre de Dios se relaciona con la facilidad con la que las personas son manipulables. “Es decir que nuestras raíces en Dios son tan tenues, que llega alguien y empieza a gritar: ¡Crucifícalo! Y todos repiten: ¡Crucifícalo! Es decir, la gente es manipulable, no tenemos raíz profunda en el Señor”, dijo.

4. Darse cuenta de que hay placer en la crueldad

Fray Nelson lo calificó como un dolor “muy fuerte”, pues María “recuerda cómo en la Pasión de Cristo algunos se burlaban de Él […] Él dice: ‘Tengo sed’, y le pasan vinagre. Es la crueldad, es el morboso placer de tener absoluto poder sobre todo ser humano”, dijo.

5. Darse cuenta que la humanidad es voluntariamente ciega

Fray Nelson señala que “en nuestra época”, gracias a Internet hay muchas “oportunidades de formarse, de crecer en la fe”, con infinidad de “predicaciones útiles, cursos, retiros”. Y, sin embargo, la mayoría de personas no los aprovecha. “Miras lo que tiene que ver con la diversión, con el entretenimiento y no son miles, son millones. Es decir, donde está el pan bueno, hay muy pocos que quiere comer”, señaló.

6. Ver que los amigos y apóstoles fallan a la hora de la prueba

Fray Nelson recordó que no se trata solamente del dolor humano de la traición de un amigo, “sino porque se suponía que eran amigos de Dios. Estamos hablando de los discípulos”. El dolor de María es ver cómo “rompemos con una facilidad impresionante”, nuestra alianza con Dios, dijo.

7. Ver al demonio disfrutar con el dolor

El último sufrimiento de María, que “seguramente no fue el menor de los dolores”, fue ver cómo el demonio “se muestra poderoso, se muestra fuerte”, verlo “mostrando su garra, escuchar su asquerosa carcajada”, señaló.

Fray Nelson añade una enseñanza más: si bien “los siete dolores sobrenaturales que cayeron sobre el corazón de María como siete espadas” son “terribles”, ella los venció con la gracia de Dios.

“Ella, como nos dice el Evangelio de Juan, permaneció de pie junto a la cruz. Esa es María, esa es la Madre de Jesucristo y ese es el mejor modelo de vida cristiana que podemos encontrar”, concluyó.

Lea también si quiere esta meditación sobre los 7 dolores con textos de San Josemaría Escrivá de Balaguer

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here