El 13 de octubre danzó el sol… pero el mensaje de Fátima, aunque vive, necesita ayuda

0
1425
El milagro del sol de Fátima en 1917 sigue desconcertando a científicos y astrónomos
El milagro del sol de Fátima en 1917 sigue desconcertando a científicos y astrónomos

El 13 de octubre de 1917, en Fátima, en Cova da Iria (Portugal), tuvo lugar el fenómeno que se recuerda como la “Danza del Sol” o el “Milagro del Sol Danzante”.


Santuario de las apariciones

Que algo asombroso sucedió ante una multitud lo recogen los periódicos portugueses de la época, especialmente el gran diario portugués O Século, que era militantemente anticlerical, el equivalente, por ejemplo a El País en la España actual.

El periodista que relató los acontecimientos fue Avelino de Almeida, laicista, nada católico, que en todos sus artículos previos se burlaba de la religiosidad de Fátima. Se presentó en el prado porque según los videntes la Virgen de Fátima había anunciado “una señal”. Explica que allí se congregaron unas 70.000 personas.

Y describe: “Ante los ojos asombrados de la multitud, cuyo aspecto era bíblico, de pie, cabezas sin sombreros, mirando con atención el cielo, el sol tembló, hizo increíbles movimientos repentinos fuera de cualquier ley cósmica, el sol ´bailó´ según la expresión de la gente”.

Posibles explicaciones al fenómeno, siempre insuficientes

Muchas personas han intentado dar explicaciones naturalistas a los hechos, pero por lo general una choca con otra. Unos hablan de polvo estratosférico, otros de un parhelion o “falso sol” (fenómeno óptico que genera un reflejo con forma del sol entre las nubes, como un segundo sol; pero está quieto, no es danzante); nubes de polvo del Sáhara, una aurora boreal (¿pero en Portugal y de día y con efecto danzante?), o un eclipse pero ¿uno que no llegaron a ver los astrónomos?

En 2014, el sacerdote Ryan Erlenbush, en su blog “New Theological Movement” ofrecía dos “alternativas” católicas, una más “sobrenatural” que otra.

Primero recordó lo que declararon los testigos: el sol danzó en el cielo, se dirigió con enorme velocidad contra la tierra como si fuera a estrellarse –al parecer hubo gente que se lanzó al suelo- y de repente de forma súbita el sol volvió a estar en su lugar, dejando a la gente atónita el hecho de que su ropa, que había estado mojada por la fuerte lluvia, estaba ahora completamente seca. Se establece que incluso personas a millas de distancia vieron al sol moverse así.

Pero el resto de la gente del planeta no notó nada de esto ni tampoco los observatorios astronómicos.

¿Muchas coincidencias ‘naturales’ o una bola de fuego sobrenatural?

Erlenbush cita a un sacerdote científico prestigioso, Stanley Jaki, quien adelantó la hipótesis de que a la hora y fecha adelantada por la Virgen y los videntes hubiera una inversión súbita de la temperatura con que causó -en conjunción con algunos de los fenómenos ya comentados- esos efectos. Mucha coincidencia y precisamente el día que la gente esperaba un milagro… ¿No basta eso como una señal de Dios?

El padre Erlenbush da otra opción, simplemente sobrenatural: “un nuevo objeto se formó en el cielo, quizá a cientos de metros en el aire sobre el campo. Se llenó con una luz intensa y parece que produjo calor intenso. Esta bola atmosférica de reciente creación era movida (parece) por ángeles y es muy comparable al Pilar de Fuego o –quizá- la Estrella de Belén”, apunta, dándole dimensiones bíblicas.

“Proponemos que los ángeles, dirigidos por Nuestra Señora, hicieron esta bola masiva con polvo o gas que brilló tan intensa con la infusión de luz que ocultó el sol de la vista. Esta bola angélica se parecería a una nube extraordinariamente densa, que se llenó con luz de diversos colores. Este objeto les parecería ante todos en el campo y a millas de distancia, ser el sol, cayendo hacia la tierra”, detalla.

El mensaje sigue vivo… y con un espacio en Pontevedra

¿Quién puede saber con exactitud lo que pasó y cómo? Nadie lo sabe de verdad en este mundo. Pero el objetivo era despertar la fe y confianza de la gente, y hacerla reaccionar ante el pecado y la pérdida del sentido de Dios.

Pero los signos de Fátima no acabaron ahí. En 1925 la Virgen y el Niño se aparecieron a Sor Lucía, la mayor de los tres videntes y la única viva para entonces, cuando ya era una religiosa en un convento de Pontevedra (España).

La Virgen María pidió a sor Lucía que “extendiera la devoción de los cinco primeros sábados de mes”. Esta devoción consiste en que en los primeros sábados de cada mes durante cinco meses la persona se confiese, reciba la comunión, rece el Rosario y dedique 15 minutos a la oración para así desagraviar al Corazón Inmaculado de María.

Hoy el lugar de estas apariciones en Pontevedra se encuentra actualmente en ruinas, pero hay fieles y religiosas que intentan recuperarlo como un santuario.

Reconstruir el santuario del “Fátima español”

El sacerdote Javier Siegrist impulsa una campaña que recaude fondos para acometer su restauración. “Entre todos podemos reconstruir el Fátima español, donde el Cielo se hizo presente en la tierra y culminó el mensaje de Fátima”, afirman los organizadores.

“Es uno de los sitios donde ha habido una presencia más fuerte y más real de la Virgen. No podemos permitir que se lo lleve por delante la ruina”, insiste el padre Siegrist.

Los donativos se pueden canalizar a través de un canal de la Conferencia Episcopal Española, Dono a mi iglesia.

Una vez dentro de www.donoamiiglesia.es hay que pinchar en “Donar a una parroquia, un seminario u otros”. En “Ciudad o Código Postal” hay que escribir Pontevedra y se desglosará un listado. Se pincha en “Pontevedra (Pontevedra)”, luego se selecciona la parroquia “Santuario de las Apariciones”, se elige la cantidad a donar y la periodicidad, sabiendo que se puede poner una cantidad superior en la última casilla. Por último, se realiza la donación y se pueden rellenar los datos para el certificado fiscal y los datos de pago.

Quien no quiera un certificado de desgravación, puede hacer su donativo directamente a esta cuenta corriente:

El número de cuenta es: ES38 0030 1035 31 0002784271
Titular: Conferencia Episcopal Española
Concepto: reforma Santuario de Pontevedra.

Más información en www.santuariodelasapariciones.org

María, Salud de los enfermos, ruega por nosotros

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here