Sofía, 3º Premio Cari Filii, vuelve de Medjugorje: «Es como haber recibido el abrazo de una madre»

0
115452

“Erré en todo pero, aunque yo no lo creía ni pensaba para nada en eso, Dios está siempre y en Su Amor y Misericordia no me había abandonado. Un buen día por completa ´casualidad´, entré en una pequeñísima capilla dedicada a la Virgen del Carmen en un pueblo marinero, ni siquiera sabía que existía esa capilla. Y de pronto me encontré llamándote, Madre Mía, a grito pelado. Mi corazón gritaba y te pedía ayuda y te pedía auxilio sin pensamiento, sin intermediación de nada; ahora sé que siempre que os pedimos algo de esa manera, con verdad, con autenticidad, jamás, jamás, jamás dejais de escucharnos, pero entonces no lo sabía”.

Es uno de los párrafos del trabajo con el que Sofía Pérez Alonso ganó el 3º Premio Cari Filii 2015, que este año se convocó bajo el lema María, auxilio de los cristianos. En él hacía una confesión muy personal del papel de Nuestra Señora en su conversión.

Una experiencia “llena de gracia y de luz”
El premio era una peregrinación para dos personas a Medjugorje, y recientemente Sofía pudo ver realizado el sueño de visitar ese lugar donde decenas de miles de personas cada años encuentran la paz de Dios.

“Me fui contentísima, pero vuelvo más contenta todavía.
Ha sido una experiencia fantástica, llena de gracia y llena de luz“, explicaba a Cari Filii en el aeropuerto de Barajas, nada más aterrizar su vuelo de regreso. (Ver abajo el vídeo completo.)

“Vengo emocionada también, porque aunque he conocido gente que ha ido y te lo cuenta, hay que vivirlo”, añadía. Y explicaba por qué: “Porque he sentido muy cerquita de mí a la Virgen. He sentido que está a mi lado, de alguna manera me ha dicho que está a mi lado y que me va a llevar de la mano más cerca de Jesús. Eso es lo que me ha dicho, que confíe en ella, que estará siempre, siempre, siempre hasta el final de mi vida acompañándome”.

Como una madre que te acuna

Sofía hace una comparación muy gráfica de lo experimentado allí: “Notaba cansancio, tensión, quizá de todo el año de trabajo… y vengo como renovada por dentro. Es como haber recibido el abrazo de una madre. Es como si fueras bebé y te cogen, te acunan, te miman… es como una renovación”.

“Ir a Medjugorje era una ilusión que tenía de corazón”, concluye: “Para mí ha sido un regalo de la Virgen, una alegría desbordante, y creo que puede ayudar a muchísima gente”.

Hacen falta “muchos carifiliis
Sofía agradece y valora la labor que realiza la Fundación Cari Filii para dar a conocer a la Santísima Virgen y difundir la devoción a la Madre de Dios: “Me parece una labor que no tiene precio, me parece que os merecéis un aplauso enorme y todo el apoyo que se pueda“.

El apoyo principal, ella ya lo ha dado: “He rezado ´los siete rezares´. Rezo por Cari Fili con toda mi alma. He rezado por Luis Cort, he rezado por su hijo Luis, porque le dije que lo haría, he rezado por Mari Ángeles, por todos los que formáis parte de Cari Filii, desde lo más profundo del corazón. Y por toda la gente que lee Cari Filii también“.

Y concluye con un deseo: “Espero que Cari Filii sea más influyente, que vaya siendo más conocido porque en este mundo de hoy necesitamos carifiliis“.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here