«La procesión más grande del mundo»: miles de fieles en las calles de Venezuela para ver a la Divina Pastora

1
1095
Los orígenes de la devoción en Venezuela se sitúan en 1706, cuando se extendió con la llegada de los capuchinos.

La Madre del Divino Pastor, llamada popularmente Divina Pastora, tiene su casa en el Santuario de Santa Rosa, situado en la parroquia Santa Rosa de Barquisimeto, en Venezuela.

Cada 14 de enero se celebra una multitudinaria peregrinación mariana, que es considerada la tercera más grande del mundo, solo superada por la que se hace con la Virgen de Guadalupe (México) y la Virgen de Fátima (Portugal). Pero, a diferencia de estas dos, la imagen de La Pastora sí sale de su templo, por lo tanto, se puede decir que es la procesión mariana más grande del mundo en lo que respecta a nivel de asistencia.

Puedes ver aquí la procesión de este año 2024.

Aunque la imagen de la Virgen como pastora se remonta por lo menos al siglo X, esta devoción en particular proviene de Sevilla, España. En el año 1700, fray Isidoro de Sevilla (fraile capuchino) recibió una visión en la que se le apareció la Virgen rodeada de árboles y ovejas, vestida con una túnica púrpura, una mantilla azul y portando en su mano un cayado pastoril, y a su lado un lobo amenazante escondido entre los arbustos, representando las acechanzas del demonio. Conmovido por la belleza de esta imagen, acudió al taller de un famoso pintor, Alonso Miguel de Tovar, perteneciente a la escuela pictórica sevillana, y le pidió que pintara la imagen.

Los orígenes de la devoción en Venezuela se sitúan en 1706, cuando se extendió con la llegada de los capuchinos. Cuentan que hacia el año 1740, el vicario de la iglesia de la Inmaculada Concepción -en el centro de Barquisimeto- quiso incorporar a su iglesia una imagen de la Divina Pastora. Sin embargo, habría una «milagrosa» confusión. Un sacerdote había encargado una talla y otro una distinta, pero los cajones con las imágenes llegaron al mismo tiempo, pero cambiados, es decir, la Divina Pastora llegó a Santa Rosa y la Inmaculada Concepción a la parroquia Concepción.

Cuando el párroco de Santa Rosa abrió el cajón y se dio cuenta de lo sucedido, ordenó que lo cerraran y lo llevaran a la parroquia Inmaculada Concepción, para el asombro de los presentes ocurrió un hecho milagroso: el cajón se volvió pesado y por más esfuerzo que hacían los indígenas no fue posible levantarlo del suelo de la iglesia.

El milagro del terremoto

Fue así como la imagen de la Divina Pastora fue incorporada a los altares de la iglesia en Santa Rosa del Cerrito. Otro hecho que dio fuerza a la veneración de la Divina Pastora fue cuando durante el terrible terremoto que devastó Venezuela el 26 de marzo de 1812 (un Jueves Santo) se desplomó por completo el templo de Santa Rosa, excepto el nicho en donde se encontraba la Divina Pastora, que permaneció intacto.

Cada 14 de enero se realiza una procesión de la Divina Pastora, en la que los devotos trasladan la imagen desde el templo de Santa Rosa hasta la Catedral Metropolitana de Barquisimeto y se visitan las 52 parroquias de la ciudad, tres Vicarias y dos iglesias filiales, para después emprender el regreso a su santuario el día antes del Domingo de Ramos. El recorrido de la procesión tiene poco más de 7.5 km.

Los fieles la veneran con especial cariño y devoción, regalándole sombreros y trajes de telas preciosas, algunos de ellos encargados a los modistos más afamados del mundo, motivo por el cual muchas personas comentan que no hay mujer en Venezuela que tenga un vestuario más lujoso que el de la Divina Pastora de Barquisimeto.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

1 Comentario

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here