Llega a España «Mirando al cielo», la película que te cuestiona «la sinceridad y verdad de la fe que vives»

0
3875
Julián Fidalgo interpreta a Joselito, San José Sánchez del Río, en 'Mirando al cielo'.
Julián Fidalgo interpreta a Joselito, San José Sánchez del Río, en 'Mirando al cielo'.

Tras un recorrido de éxito por los cines americanos, llega a España este viernes 29 de septiembre la película mexicana Mirando al cielo.

Cines donde puede verse 'Mirando al cielo' en su primer fin de semana.
Cines donde puede verse ‘Mirando al cielo’ en su primer fin de semana.

Dirigida por Antonio Peláez, presenta la realidad de la guerra cristera (1926-1929), una insurrección popular contra la persecución religiosa que quería aniquilar el catolicismo en México. Lo hace desde la perspectiva de San José Sánchez del Río, quien se unió a los cristeros como abanderado siendo niño y fue capturado, torturado y asesinado cuando solo tenía 14 años. Fue beatificado en 2005 y canonizado en 2016.

Sobre Mirando al cielo, el sacerdote Andreu Susarte Miguel ha remitido a Cari Filii este artículo animando a los fieles a acudir a ver la película:

¡Viva Cristo Rey y Santa María de Guadalupe!

En la sociedad actual en que vivimos, donde diversas corrientes ideológicas trabajan sin descanso favoreciendo un cultura laicista en la que se pretende acabar con todo lo que tenga que ver con la Fe, declarando la muerte de Dios y un sinsentido de la religión, resulta muy alentador, especialmente para todo creyente, la valentía y fortaleza de un niño de 14 años que no tiene miedo a la muerte porque su deseo más profundo en el alma es llegar a la Vida Eterna en el Cielo.

José Sánchez del Río.
José Sánchez del Río (1913-1928).

José, abrazando el sufrimiento en su corazón puro, libre de todo orgullo y soberbia, vaciado de sí mismo y lleno de Dios, nos da una lección de vivencia coherente del don de la Fe; esta es la única y verdadera fuente de libertad para el ser humano, hasta tal punto de hacernos capaces de transformar el sinsentido del sufrimiento en una oportunidad para el amor sin medida a Dios y al prójimo. Esta “locura de amor” solo es posible a la luz del don de la Fe, don que viene transmitido por Dios a los hijos, especialmente, a través de la educación, el ejemplo y apoyo de los padres. Esta Fe, perfectamente arraigada en el alma de José, es la que le conducirá a la auténtica esperanza: mirar al Cielo deseando, ardientemente, llegar allí. Esta esperanza viene fortalecida, en los momentos de debilidad humana, que también experimentó José, por la presencia alentadora de la Madre de Dios Santa María de Guadalupe.

El martirio de José Sánchez del Río nos lleva a cuestionarnos hasta qué punto el don de la Fe está arraigado en nuestro corazón iluminando todas nuestras decisiones de tal modo que “no soy yo el que vive, es Cristo quien vive en mí” (cfr. Gal 2,20). Ciertamente, la película te lleva a cuestionarte la sinceridad y verdad de la fe que vives; es una invitación a que el grito de los cristeros sea una sencilla y profunda confesión de Fe.

Andreu Susarte Miguel

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here