La Virgen del Pilar vuelve a batir récords: medio millón de visitantes y 8 toneladas de flores

0
5798

La fiesta de la Virgen del Pilar, que es el 12 de octubre, día del descubrimiento de América, tiene una doble vocación local y universal. San Juan Pablo II en su visita a Zaragoza en octubre de 1984 agradeció el impulso misionero que significó América para España y daba gracias a los españoles por sus antepasados misioneros.

Sus cifras eran impresionantes: "¡Gracias a aquellas familias españolas que en los cuarenta primeros años después de descubrirse el Nuevo Mundo enviaron allí cerca de 3.000 religiosos y unos 400 clérigos! ¡Gracias porque, en estos cinco siglos, más de 200.000 misioneros españoles han marchado a servir a la Iglesia en Hispanoamérica! Que la Virgen Santísima del Pilar, en cuyas manos de Madre ponemos todas estas intenciones, os proteja, padres, madres y hermanos de los misioneros y misioneras, y que el Espíritu Santo continúe suscitando numerosas vocaciones."

Aún hoy España sigue contando con 13.000 misioneros por el mundo, la mayoría de ellos en el continente que se descubrió en un día de la Virgen del Pilar.

En la historia de España
La imagen de la Pilarica mide poco más de 36 cm. Se dice que la historia de España ha pasado sobre ella: la toma de los musulmanes en 1118, la resistencia ante el ejército francés durante en la Guerra de la Independencia Española o las diferentes bombas que arrojaron sobre la basílica del Pilar en la Guerra Civil en 1936, que nunca estallaron y que actualmente se exhiben en la Basílica, construida donde según la tradición Santiago vio a la Virgen que le animó a no desfallecer en su mandato misionero.

La tradición dice que la misma Virgen María le pidió que construyese allí una iglesia, con el altar en torno al Pilar donde estaba su pie y prometió que el Pilar "permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio".

Récord total en Zaragoza
Su vocación local, aragonesa, no ha disminuido sino que se ha acrecentado y cada año más y más personas vienen a ofrecerle flores a la Virgen en la Plaza del Pilar.

En 2015 el récord se ha batido una vez más, como explicó el consejero de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés. En otras ocasiones se contabilizaban solo personas que acudían a la plaza (340.000 en 2014) pero ahora se cuentan también oferentes, personas que suben físicamente a entregar flores. "Casi medio millón de personas habrán pasado por la plaza del Pilar, pero en la ofrenda han participado entre 260.000 y 275.000", ha relatado el consejero de Cultura, al tiempo que ha insistido en que este año es "el que más personas ha habido". Los oferentes depositaron 8 toneladas de flores.

Respecto al pasado año, se han incorporado 74 grupos nuevos que nunca antes habían tomado parte, y en esta edición se ha contado con la participación de 18 países, la mayoría de Latinoamérica, pero también con una numerosa participación de otros países como China, Japón o Rumanía.

Y comida para cientos de familias
El 13 de octubre siguió la fiesta cuando más de 50.000 oferentes llevaron hasta la patrona, en su Basílica zaragozana, cestas con alimentos diversos, en la popular "ofrenda de frutos".

En total se reunieron unos 8.500 kilos de comida que distribuirá la Hermandad del Santo Refugio de la capital aragonesa entre comedores sociales y entidades asistenciales de la ciudad. La Ofrenda de Frutos es organizada cada año por la Federación de Casas Regionales de Zaragoza y llega a ayudar a cientos de familias.

Los efectivos de servicios municipales que trabajan durante las fiestas del Pilar (Policía Local, Bomberos, Protección civil, Limpieza pública, transporte urbano, Cruz Roja y servicios sanitarios y distintos servicios municipales y de la sociedad Zaragoza Cultural) ascienden a 4.100 personas.

Esta multitud tiene un efecto turístico: se han atendido más de 22.000 consultas en las oficinas municipales de turismo durante los días 10 y 11 de octubre, y la mañana del día 12 de octubre. De ellas, el 91 por ciento corresponde a visitantes de procedencia nacional, y el 9 por ciento restante de procedencia internacional.Respecto a las redes sociales y web municipal, las publicaciones, en conjunto, han alcanzado una repercusión de casi 430.000 visitas.

María: estrella de nueva evangelización
En la misa pontifical del arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, señaló que la fiesta del Pilar es "un día para tres cosas: celebrar la presencia de la Virgen entre nosotros, preparar el futuro jubileo convocado por el papa Francisco y sentir a la Virgen del Pilar como madre y estrella de la nueva evangelización". El arzobispo Jiménez pidió a la Virgen que proteja a las instituciones, especialmente al Ayuntamiento de Zaragoza (Gobernado en minoría por la izquierda radical) para que "promueva el bien común de todos los ciudadanos", y que cuide de los sacerdotes y de aquellas personas que tienen su vida consagrada.

La riqueza de los mantos del Pilar
Domingo Buesa Conde, director del Museo Diocesano de Zaragoza, publicó en esta fiesta un artículo en ABC sobre la nueva exposición en este museo zaragozano de los mantos de la Virgen, de enorme valor histórico y artístico. 

Son "36 magníficas piezas que van desde 1762 -fecha en la que se hace el conocido manto del Cabildo que exhibe la Virgen cada 12 de octubre- hasta la década de 1920, en la que el modernismo emerge en las habituales decoraciones florales de los mantos". Son esos mantos por los que tradicionalmente se pasan los niños. 

En realidad, la Basílica guarda más de 500 de esos mantos. La concepción de que era hermoso ampararse "bajo el velo o el manto de la Virgen" llegó iconográficamente desde Bizancio, "cuando surgió la fiesta del Velo de la Virgen que recordaba cómo el manto, cayendo sobre los discípulos mientras María era subida al cielo por su Hijo, se convirtió en la personificación de ese papel de María de Nazaret como protectora de la humanidad".

"De exuberante decoración vegetal es el regalado por la colonia aragonesa en Manila, fechado en 1864, y es pieza extraordinaria el manto de José Burillo y su esposa Asunción Alonso, que obtuvo la medalla de oro de la Exposición de Zaragoza en 1908 y la de la Exposición de Valencia en 1909. Este elenco se puede cerrar con el manto de la Peregrinación Nacional Eucarística de 1917, de decoración figurativa excepcional", añade Buesa.

"Cabe destacar un manto que tiene especial relevancia en la historia de la monarquía española y que es conocido como manto de la reina María Cristina, mujer profundamente devota de la Virgen del Pilar, esposa de Alfonso XII y regente del reino a fines del siglo XIX. Este sobrio y magnífico manto ha salido en dos ocasiones de España, para estar en los últimos momentos del rey Alfonso XIII, en Roma, y en la ciudad de Lausana cuando muere la reina Victoria Eugenia.

"La riqueza de los bordados y de las telas que los acogen se incrementó hasta hace unos años con la presencia de joyas en los mantos, colgadas en sus enganches o incluso cosidas en el mismo, como se puede ver en el manto de Manuel Carrera con la pulsera y broche de su esposa Dolores Miranda (1916). Esta costumbre se abandonó a lo largo del siglo XX cuando los mantos cobran personalidad propia y se convierten en el testimonio del fervor y el respeto de los creyentes hacia la Virgen del Pilar, convertida en una de las devociones marianas más importantes del mundo y, como decía el ateo pero devoto pilarista Luis Buñuel, quizás en la más importante de todas ellas".

Los comentarios groseros
En este contexto, en Zaragoza han sonado muy mal los comentarios por Facebook de un actor de extrema izquierda blasfemando contra la Virgen del Pilar, protestando por el descubrimiento de América, el concepto de Hispanidad, etc…

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, apoyado por una extraña alianza de izquierda populista, ha respondido por las redes sociales: "Las Fiestas del Pilar son muy queridas y no merecen la pena comentarios maleducados". Y también: "No respondemos aquí a comentarios maleducados. Sentimos lo que habéis tenido que leer y ¡Vivan las Fiestas del Pilar!"

El alcalde -que acudió a la ofrenda floral pero no a la misa en la Basílica- no menciona que las Fiestas "del Pilar" tienen que ver con una Virgen y una tradición mariana pero tiene claro que cuentan con el corazón del pueblo.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here