Grandes del Siglo de Oro como Lope o Calderón encontraron inspiración en la Virgen de la Almudena

0
2747

Este miércoles se celebra la Virgen de la Almudena y Madrid se viste de gala para conmemorar a su patrona.

Han pasado ya 931 años desde que la imagen de María apareciera de manera prodigiosa en el interior de la muralla y con los cirios encendidos. Y por tanto, han pasado ya más de 1.300 años desde que los habitantes del aquel entonces pequeño pueblo de Madrid escondieran la talla de su querida Madre ante la llegada inminente de los musulmanes.

Mucho ha pasado desde entonces y también son multitud los devotos que durante todos estos siglos ha tenido Nuestra Señora de la Almudena, algunos de los cuales han querido dejar para la posteridad su amor y devoción por la patrona de Madrid.

Entre aquellos que han querido mostrar al mundo la historia de la Almudena se encuentran dos de los grandes representantes del Siglo de Oro español como son Lope de Vega y Pedro Calderón de la Barca.

Lope de Vega, uno de los grandes poetas y dramaturgos de la historia de España y autor entre otros de Fuenteovejuna, El perro del hortelano y El castigo sin venganza, publicó en 1625 el libro de poemas Triunfos divinos en el que tenía un recuerdo especial para la Virgen de la ciudad que le vio nacer. Y en su poema cuenta el momento en el que María apareció intacta en la muralla de la ciudad.

Decía así Lope de Vega:

Madrid, por tradición de sus mayores,
busca su imagen con devota pena,
donde los africanos vencedores
tenían de su trigo la almudena.
 
El muro, produciendo varias flores
por los resquicios de la tierra amena,
con letras de colores parecía
que les mostraba el nombre de María.
 
La imagen, pues, tan limpia y bien tratada
salió del  muro, aunque de piedras era,
que parecía que con ser pintada
conservaba también ser siempre entera (…).
 
El pino de que es hecha, siempre entero,
a tanta edad se muestra inaccesible,
que no a ser Dios el escultor primero
pareciera a los años imposible.
 
En su virtud, el cándido madero,
como si fuera cedro incorruptible,
imita al dueño de quien fue traslado,
que no admitió carcoma de pecado.

El cubo de la Almudena
Pedro Calderón de la Barca, sacerdote madrileño y caballero de la Orden de Santiago, fue otro de los que quiso honrar a la Virgen y patrona de Madrid. El autor de entre otras muchas obras de La vida es sueño o El alcalde de Zalamea, quiso también publicar en 1651 un auto sacramental titulado El cubo de la Almudena, y que cuenta en su particular estilo la historia de la aparición de la Virgen que se conmemora este 9 de noviembre. Incluso en su testamento, Calderón de la Barca dejaba una pintura de “Nuestra Señora de la Almudena en tafetán y marco labrado”.


En este lugar exacto apareció la imagen de la Virgen de la Almudena

También el cronista de Madrid, Jerónimo de la Quintana (1570-1644) dejó constancia en sus escritos de la Virgen de la Almudena: “es tradición antiquísima que la milagrosa imagen de Nuestra Señora de la Almudena fue la principal que se adoró en Madrid, traída a ella de Jerusalén por el apóstol Santiago. En la perdida de España la escondieron las fieles de esta villa en uno de los cubos de la muralla, donde estuvo 376 años”.

La increíble historia de la Virgen de la Almudena
Cuenta la tradición que cuando los musulmanes se acercaban a Madrid allá por el año 709 escondieron su querida imagen de la Virgen en el interior de la muralla de la villa. En 1085 el rey Alfonso VI reconquistó Madrid y se empeñó en recuperar la talla de la madre de Jesús, pero nadie sabía dónde exactamente donde estaba.

Por ello, organizó una procesión en la que tanto él como el clero, la nobleza y todo el pueblo de Madrid participó rodeando la muralla y justo cuando pasaron delante de donde estaba escondida las piedras de la muralla cayeron y apareció la imagen de María sin ningún daño y con los cirios encendidos tres siglos después.

Puede ver AQUÍ en CariFilii el programa de actos eclesiales en honor a la Virgen de la Almudena

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here