¿Encontraron la casa familiar de María, Jesús y José en Nazaret? Sí parece ser una casa del siglo I

0
4808

El arqueólogo inglés Ken Dark, de la Universidad de Reading, después de una carrera dedicado a la época romana en Inglaterra, ha trabajado en los últimos años en Nazaret y desde 2006 ha excavado a 100 metros de la basílica de la Anunciación, bajo el convento de la orden de las Hermanas de Nazaret, donde hay restos de una iglesia bizantina y, bajo ellos, de lo que considera que es una casa judía del siglo I.

El arqueólogo apunta a una descripción del abad irlandés Adomnan que en un texto del año 670 describe como era la Nazareth de su era, la época bizantina, y explica que los peregrinos visitaban una casa que había sido la de Jesús, José y María, que estaba entre dos tumbas, una fuente y una iglesia.

Mapa-esquema de Nazareth del libro de Adomnán del año 670

El equipo de Ken Dark, en un texto publicado en «Biblical Archaeology Review», da por localizadas todas esas estructuras y deduce que el templo bizantino bajo las Hermanas de Nazareth -parte de él ya descubierto en 1880- señalaba la antigua casa de la Sagrada Familia, al menos tal como lo consideraban los cristianos del siglo VII y probablemente de antes.

Hay otros hallazgos arqueológicos identificados como casas judías del siglo I cerca (una justo enfrente de la basílica de la Anunciación, que a su vez está construida sobre otra estructura arqueológica que tradicionalmente se ha considerado que fue la casa "de soltera" de la Virgen María).

¿Qué sentido tienen los titulares de varios medios de comunicación que anuncian en marzo de 2015 que se ha hallado "la casa en la que creció Jesús en Nazaret"? «No hay ninguna razón arqueológica para afirmar esto, aunque la identificación no debe descartarse», señala el arqueólogo inglés en su publicación.

La casa excavada que Ken Dark señala como una casa judía del siglo I, con escaleras y muros altos; es una vivienda, no una estructura agrícola menor

Sí está seguro de poder señalar la casa judía bajo el convento, incluso con los huecos de puertas y ventanas. Después, afirma, se usó como cementerio, cisterna de agua y finalmente se construyó el templo bizantino para marcar el lugar considerado sagrado. Incluso los cruzados, siglos después, venerarían sus muros.

«La estructura incluye una serie de habitaciones, uno de ellas tiene una altura considerable, otra de las habitaciones tenía una escalera ascendente junto a una de sus paredes», destaca el experto en su artículo. También asegura contar con ollas de cocina o vasos de piedra caliza, muy usados por los judíos del siglo I.

La corriente atea de que "Nazaret no existió"
Si se confirman estos hallazgos que demuestran que se trata de una casa habitada en el siglo I por judíos, se refutaría definitivamente la corriente (hoy por hoy absolutamente minoritaria y casi exclusivamente formada por ateos militantes y escritores aficionados, no arqueólogos) que dice que Nazaret no existía en el siglo I… postura conveniente para los que defienden que tampoco existió nunca un "Jesús de Nazaret".

Una de las tumbas de estilo judío antiguo encontradas en Nazaret

Los defensores de esta postura (un exponente es la web nazarethmyth.info, cuyo autor se queja de que no le publican en revistas arqueológicas serias y habla de escandalosas conspiraciones) aseguran que las "casas de Nazaret" no son casas: las paredes, aseguran, son de huertos y estructuras agrícolas; las cisternas no son para baños rituales judíos, sino para uso agrícola, añaden. Y las tumbas no son posteriores a la época habitada, sino que no hubo época habitada, precisamente porque un judío no puede vivir -por pureza ritual- tan cerca de tumbas. Esta hipótesis asegura que la zona fue usada por judíos para enterrar y cultivar, nunca para vivir, que nunca hubo una Nazaret judía en la primera mitad del siglo. Pero si Ken Dark tiene restos de vasos y vajillas judías del siglo I, queda demostrado el uso doméstico y refutada esta postura.



Una Nazaret grande, una Séforis menos necesaria
Ken Dark sospecha además que Nazareth debía ser bastante más grande de lo que se pensaba, y también bastante más judía. La cercanía de la ciudad helenística de Séforis, habitada por paganos, ha hecho pensar a muchos que José y Jesús pudieron vivir en Nazareth pero trabajar en Séforis como constructores (la palabra "tekton" aplicada a José en el evangelio se refiere más a un técnico de la construcción que a un carpintero de muebles). Pero si Nazareth era grande y poblada, puede que no se vieran en esa necesidad y que se centraran en trabajar entre sus compatriotas judíos, sin tratarse con paganos, considerados impuros por sus coetáneos.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here