En 2004, católicos y anglicanos firmaban un documento sobre la Virgen: asuncionista e inmaculista

0
3443

Hace 10 años, católicos y anglicanos firmaron conjuntamente un documento sobre la Virgen asombroso, que acercaba la figura de María a muchos anglicanos que se sentían asustados por el dogma de la Asunción o de la Inmaculada Concepción.

Aunque la Virgen María ha tenido un lugar importante en la vida y liturgia de anglicanos y católicos, los dogmas marianos de la Inmaculada Concepción y de la Asunción, así como la devoción mariana en la Iglesia católica, eran puntos de divergencia entre católicos y anglicanos, especialmente aquellos de sensibilidad más protestante.

Ya en una declaración de 1981 -«Authority in the Church II»- ARCIC (el comité de diálogo permanente entre anglicanos y católicos) observó que los dos dogmas «suscitan un problema especial para aquellos anglicanos que no consideran que las definiciones precisas dadas por estos dogmas están suficientemente apoyadas por la Escritura».

Sin embargo, hace 10 años, en 2004, el equipo de diálogo entre ambas comunidades publicó un documento conjunto importantísimo sobre el papel de la Virgen, que presenta con un lenguaje asequible a anglicanos el dogma de la Inmaculada Concepción (que enseña que María, cuando fue concebida en el seno de su madre, fue preservada del pecado original común a todos los otros seres humanos) y el de la Asunción (que María subió al Cielo en cuerpo y alma). Este documento se titula: "María, gracia y esperanza en Cristo", también llamado "La Declaración de Seattle".

A favor de la Inmaculada Concepción
Así, ambas denominaciones firman conjuntamente: «En vista de su vocación a ser la madre del Santo (Lc 1,35), podemos afirmar juntos que la obra redentora de Dios alcanzó a María en las profundidades de su ser y en sus inicios más tempranos. Esto no es contrario a la enseñanza de la Escritura, y puede sólo ser comprendido a la luz de la Escritura. Los católicos reconocen en esto lo que se afirma en el dogma –concretamente “preservada de toda mancha de pecado original” y “desde el primer momento de su concepción”».

A favor de la Asunción de la Virgen
La Iglesia católica definió como dogma de fe que la Virgen fue asumpta al Cielo en cuerpo y alma (lo que la Iglesia no define es si María murió o no antes de pasar a la vida celestial, los católicos tienen libertad para creer una u otra posibilidad).

En el documento, ambas comunidades firman que aunque «no hay testimonio directo en la Escritura relativo al final de la vida de María» (párrafo 56), «cuando los cristianos de Oriente y Occidente por generaciones han meditado la obra de Dios en María, han discernido en la fe… que es apropiado que el Señor la llevara completamente a Él: en Cristo, ella ya es una nueva creación…» (párrafo 58).

«Podemos afirmar juntos la doctrina de que Dios ha llevado a la Santísima Virgen María en la totalidad de su persona a Su gloria como conforme a la Escritura, y que puede sólo ser comprendida a la luz de la Escritura. Los católicos reconocen que esta enseñanza sobre María se contiene en el dogma» (párrafo 58).

Un anglicano de cultura evangélica, de la rama más cercana al protestantismo, que aceptara esto -y los teólogos anglicanos de ARCIC lo aceptan- estaría prácticamente aceptando la enseñanza católica sobre María.

Peregrinación de católicos en Inglaterra de origen indio
tamil, con la muy inglesa Virgen de Walsingham

El bloqueo principal del documento estaba en un tema no específicamente mariano: ¿qué es un dogma?, ¿quién tiene autoridad para definirlo?, ¿qué autoridad tiene el Papa?, ¿qué papel tienen los obispos?… Los anglicanos en el debate no ponían mayor dificultad a María como llena de gracia y sin pecado original, o a María, plenamente en la Gloria del Cielo, sino al concepto de dogma y los temas de autoridad papal y magisterial.

Diez años de deriva liberal anglicana
Todo esto se debatió en 2004 y el documento se publicó en 2005. Han pasado 10 años desde entonces y muchas cosas inesperadas.

Más de 10 obispos anglicanos y episcopalianos se han hecho católicos desde entonces, acompañados de más de 200 clérigos y a veces parroquias enteras, organizados en ordinariatos anglocatólicos en Gran Bretaña, Norteamérica y Australia.

Pero las iglesias anglicanas se han alejado cada vez más de la tradición común de católicos y ortodoxos con la ordenación de obispesas y la aceptación de prácticas sexuales inmorales.

La "teoría mariana" anglicana, establecida hace 10 años en este documento, es muy cercana a la enseñanza católica. Pero en la práctica, la devoción mariana es cada vez más reducida, y lo será más, paradójicamente, a medida que se feminiza el clero anglicano, porque las sacerdotisas anglicanas tienden a creer menos en los aspectos sobrenaturales de la fe, y eso incluye a María.

En un sondeo al clero anglicano de Gran Bretaña en 2002 (estudio "Cost of Conscience") quedó claro que el clero femenino acepta menos las doctrinas básicas del cristianismo. Por ejemplo, ante estas preguntas, los porcentajes de aceptación entre varones y mujeres eran distintos:

– Creo que Jesús murió para quitar el pecado del mundo: 76% pastores anglicanos, 65% sacerdotisas

– Creo que el cuerpo de Jesús resucitó de entre los muertos: 68% pastores anglicanos, 53% sacerdotisas

– Creo que Jesús es el único camino para ser salvado: 53% pastores anglicanos, 39% sacerdotisas.

– Creo que Jesús nació de una Madre Virgen: 58% pastores anglicanos, 33% sacerdotisas.

En este contexto, María en el anglicanismo probablemente irá quedando cada vez más relegada (precisamente por el propio clero femenino, ya que sólo un tercio de ellas cree en la Virginidad de María).

Pero es posible que haya anglicanos que quieran profundizar en lo común de su fe con la tradición católica, que lean el documento "María, gracia y esperanza en Cristo" y acepten plenamente a la Plena de Gracia y Asumpta al Cielo. Para practicar esa forma de anglicanismo mariano, su opción natural será probablemente uno de los ordinariatos anglocatólicos que creó Benedicto XVI y acogen a quienes quieren asumir la plena unidad de la Iglesia.

El documento "María, gracia y esperanza en Cristo", en español en PDF:
-en una web anglicana AQUÍ
-en una web católica AQUÍ

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here