El «pésame» a la Virgen, devoción típica del Sábado Santo en numerosos puntos de España y América

0
6086

En numerosas diócesis americanas, y en particular en México, es costumbre consagrar la mañana del Sábado Santo (o incluso la noche anterior, tras los oficios) a visitar las imágenes de Nuestra Señora, en advocaciones de la Dolorosa y vestida de luto, para consolarla por el fallecimiento de su Hijo.

Es el llamado “pésame” a la Virgen María, un rito que también se practica en algunos lugares de España, donde las cofradías con advocaciones de la Soledad la sitúan en el presbiterio de su iglesia adscrita para que los cofrades y fieles en general recen para consolarla tras el dolor del Viernes Santo.

Este día la imagen de la Virgen se cubre de negro, morado o colores oscuros, como señal de luto, y además lleva un pañuelo para secarse las lagrimas de dolor y puede una o más espadas en el pecho, haciendo referencia a sus dolores.

Es costumbre rezar el rosario ante ella, llevarle flores o cantar algún canto mariano, así como leer públicamente pasajes de los Evangelios que recuerdan a María diversos episodios de la vida de Jesús, como hacen en Ciudad Juárez.

“Acompañemos a María en su espera paciente y dolorosa de la venida de Cristo resucitado”, anima la diócesis mexicana de Monterrey: “Es Ella quien con su compañia, su fortaleza y su fe nos da fuerza en los momentos de dolor, en los sufrimientos diarios. Y pidámosle la gracia de sufrir unidos a Jesucristo en nuestros brazos, en nuestro corazón, para así unir los sacrificios de nuestra vida a los de Ella,  y que comprendamos que en el dolor somos mas parecidos a Cristo y capaces de amarlo con mayor intensidad”.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here