El Papa Francisco añade tres nuevas invocaciones en las Letanías del Rosario: así quedarán al recitarse

0
22238
El Papa ha querido añadir tres letanías que definen muy bien su pontificado

Es conocida la devoción del Papa Francisco al Rosario, una oración de la que habla con frecuencia y que recomienda aún más. De hecho, recientemente convocó un Rosario al que invitó a todos los santuarios del mundo para pedir por el fin de la pandemia.

En este caso, la Santa Sede ha publicado un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos a petición del Papa Francisco para que se incluyan tres nuevas invocaciones a las letanías lauretanas.

Tres invocaciones más

Se trata de “Mater Misericordiae”, “Mater Spei” y “Solacium migrantium”, es decir, Madre de Misericordia, Madre de la Esperanza” y Ayuda de los migrantes.

De este modo, estas tres nuevas invocaciones se unirán a las ya existentes que se recitan al final del rezo del Rosario.

Según el decreto de la congregación vaticana “son incontables los títulos e invocaciones que la piedad cristiana, a lo largo de los siglos, ha reservado a la Virgen María, camino privilegiado y seguro para el encuentro con Cristo”.

Cada una de estas tres nuevas invocaciones añadidas por Francisco irá colocada en un luar determinado. “La primera invocación se colocará después de Mater Ecclesiae, la segunda después de Mater divinae gratiae, la tercera después de Refugium peccatorum“.

Monseñor Arthur Roche, secretario de la Congregación para el Culto Divino asegura que “son oraciones vinculadas a la actualidad de la vida”.

La Virgen y su devoción por parte del pueblo de Dios

Aunque antiguas, las letanías – llamadas “Lauretanas” del Santuario de la Santa Casa de Loreto que las hizo famosas – tienen una fuerte conexión con los momentos de la vida de la Iglesia y la humanidad. Así lo afirman los responsables de esta congregación vaticana, subrayando que “incluso en la época actual, marcada por razones de incertidumbre y desconcierto”, el recurso “lleno de afecto y confianza” a la Virgen “es particularmente sentido por el pueblo de Dios”.

Monseñor Arthur Roche reiteró este vínculo entre la espiritualidad y la concreción del tiempo, de la vida cotidiana. “Varios Papas – recuerda Monseñor Roche – han decidido incluir invocaciones en las Letanías, por ejemplo Juan Pablo II añadió la invocación a la ‘Madre de la familia’. Responden al momento real, un momento que presenta un desafío para el pueblo”.

“El Rosario, como sabemos, es una oración dotada de gran poder y por lo tanto en este momento las invocaciones a la Virgen son muy importantes para los que sufren por Covid-19 y, entre ellos, los migrantes que también han dejado su tierra”, explica monseñor Roche a Vatican News.

Las nuevas letanías

Así quedarán las letanías a partir de ahora:

Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Dios Padre celestial,

ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santísima Trinidad, un solo Dios.
Santa María,

ruega por nosotros:
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,
Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la misericordia,
Madre de la divina gracia,
Madre de la Esperanza,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso de honor,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del Cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los migrantes,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los ángeles,
Reina de los patriarcas,
Reina de los profetas,
Reina de los apóstoles,
Reina de los mártires,
Reina de los confesores,
Reina de las vírgenes,
Reina de todos los santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta al cielo,
Reina del Santo Rosario,
Reina de la familia,
Reina de la paz.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

ten misericordia de nosotros.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

para que seamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

María, Salud de los Enfermos, ruega por nosotros

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here