Cientos de personas secundaron en Ávila la petición del obispo: santidad para que los españoles vivamos en paz y concordia

0
1338

La iglesia del Monasterio de la Encarnación de Ávila se llenó el pasado sábado en respuesta a la convocatoria de la Fundación Cari Filii y de Religión en Libertad para un Rosario “por la paz y la concordia entre españoles” que fue retransmitido para toda España por Radio María. (Ver abajo un vídeo de dos minutos que resume el acto.)

Nave central de la iglesia del Monasterio de la Encarnación. También la nave lateral registró un lleno total.

En torno a trescientas personas, buena parte niños y jóvenes porque el encuentro era eminentemente familiar, secundaron la petición del obispo, Jesús García Burillo, a la Virgen para que participe a todos los españoles la santidad que promovió Santa Teresa de Jesús desde aquel convento, “con una finalidad muy especial: que todos los españoles convirtamos nuestros corazones a Dios, como vía segura para vivir juntos en unidad, concordia y paz“.

En vísperas de la festividad de Nuestra Señora de Fátima, que se celebró el domingo, monseñor García Burillo evocó la insistencia de la Señora que se aparecía a Lucía, Francisco y Jacinta en el rezo del Rosario: “Que rezasen el Rosario por ellos mismos, por su propia salvación. Que rezasen el Rosario por la salvación de las almas, pues, así lo dijo, muchas almas se pierden porque nadie reza por ellas. Que rezasen el Rosario por la paz del mundo”.

El padre Arturo Díaz, LC, capellán del convento donde vivió Santa Teresa buena parte de su vida.

El acto había arrancado con unas palabras del capellán del monasterio, el padre Arturo Díaz, LC, recordando el papel central de ese templo en el Año Jubilar Teresiano que se celebra hasta el 15 de octubre, y pidiendo también por la conversión de los corazones al Señor para que impere “el respeto a la vida, la libertad y los derechos de las personas y sus familias“.

Cada uno de los Misterios Gozosos que fueron meditados fue introducido y conducido por una familia. La madre hacía una pequeña consideración sobre el misterio, el padre proclamaba la intención, y los hijos se turnaban para rezar las Avemarías. Tras cada Gloria, el Coro de Pastoral Juvenil de Ávila fue interpretando diversas canciones marianas.

El Monasterio de la Encarnación de Ávila, un lugar fundamental en la historia de España y de la Iglesia española, visita obligada antes del 15 de octubre, dentro del Año Jubilar que permite ganar en él la indulgencia plenaria.

Entre las intenciones por las que se pidió figuraron “la identidad católica de España y del pueblo español, para que sepamos mantenerla en aquello que se conserva y recuperarla en aquello que se ha perdido, y la vivamos no como un recuerdo bello pero marchito, sino como algo vivo y actuante”, y, según el propósito netamente familiar del acto, “los matrimonios, para que encuentren en la Virgen María y en San José los modelos donde  mirarse para recrear en sus hogares el ambiente de amor y oración que vivió la Sagrada Familia y fortalezcan con ellos la unidad conyugal”.

A la finalización del Rosario se cantó con emoción la Salve Regina y se leyó el Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María de San Luis María Grignion de Monfort, al coincidir la fecha con su trigesimotercero y último día, que había sido difundido y transmitido por Radio María. Eso posibilitó la consagración definitiva in situ de varias personas, que la hicieron de rodillas.

El acto finalizó con la bendición solemne por parte de monseñor García Burillo, y con unas palabras de agradecimiento del presidente de la Fundación Cari Filii, Luis Cort Lagos, a Don Jesús, al padre Arturo, a las carmelitas del convento, al coro que había intervenido, a los presentes y a Radio María.

El presidente de la Fundación Cari Filii, Luis Cort, agradeció los esfuerzos de tantas personas para el buen resultado del acto.

En el exterior, tanto la Fundación Cari Filii como Radio María habían puesto sendos puestos para dar a conocer su labor. El final del acto puso en contacto a los asistentes: muchas personas que viven en Ávila y numerosas familias que se acercaron desde Madrid.

María, Reina de las Familias, ruega por nosotros.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here