Siete motivos para confiar en la intercesión de la Virgen, según San Alfonso María de Ligorio

0
5944

¿Por qué se debe confiar en la intercesión de la Santísima Virgen María? 

Uno de los grandes maestros de los mariólogos es San Alfonso María de Ligorio (1696-1787), obispo y doctor de la Iglesia, fundador de los redentoristas y patrón de confesores y moralistas. 

En 1750 publica Las Glorias de María (que se puede leer en el siguiente enlace). San Alfonso María de Ligorio ofrece 7 motivos para confiar en la intercesión de la Virgen cuando se acude a ella, según pueden extraerse de sus obras El gran medio de la oración y Preparación para la muerte, en selección que tomamos del blog María Lourdes Quinn en Infocatólica.

1) Agradar a Dios
“Por lo demás, si es cierto que le agrada al Señor que recurramos a los santos, mucho más le ha de agradar que acudamos a la intercesión de María para que supla ella nuestra indignidad con la santidad de sus méritos. Así cabalmente lo afirma San Anselmo: para que la dignidad de la intercesora supla nuestra miseria. Por tanto, acudir a la Virgen no es desconfiar de la divina misericordia; es tener miedo de nuestra indignidad.”

2) Dignidad infinita
“Santo Tomás, cuando habla de la dignidad de María, no repara en llamarla casi infinita. Como es madre de Dios tiene cierta especie de dignidad infinita. Y por tanto, puede decirse sin exageración que las oraciones de María son casi más poderosas que las de todo el cielo.”

3) Acercamiento a Jesús
“San Bernardo, hablando de la Virgen, escribió estas hermosas palabras: ‘Así como nosotros no podemos acercarnos al Padre sino por medio del Hijo, que es mediador de justicia, así no podemos acercarnos a Jesús si no es por medio de María que es la mediadora de la gracia y nos obtiene con su intercesión todos los bienes que nos ha concedido Jesucristo".

4) La divina voluntad
“Esta es su divina voluntad, son palabras de San Bernardo, que todo lo recibamos por manos de María.”

5) Es Madre
"Pero San Agustín da otra razón y parece más lógica, y es que María es propiamente nuestra Madre; lo es, porque su caridad cooperó para que naciésemos a la vida de la gracia y fuéramos hechos miembros de nuestra cabeza que es Jesucristo. Pues ella ha cooperado con su bondad al nacimiento espiritual de todos los redimidos, por eso ha querido el Señor que con su intercesión coopere a que tengan la vida de la gracia en este mundo, y en el otro mundo la vida de la gloria. Que por esto la Santa Iglesia se complace en llamar y saludarla con estas suavísimas palabras: Vida, dulzura y esperanza nuestra.”

6) Camino para llegar a Dios
“Afirma Gerson que la bienaventurada Virgen obtiene de Dios cuanto le pide con firme voluntad, y que como Reina manda a los ángeles para que iluminen, perfecciones y purifiquen a los devotos de Ella".

7) Es protectora
“María es abogada tan clemente como poderosa, y que no sabe negar su protección a quien recurre a Ella.… Fue destinada por Dios para ser Reina y Madre de Misericordia, y como tal tiene que atender a los necesitados. ‘Reina sois de misericordia’, le dice San Bernardo; ‘¿y quiénes son los súbditos de la misericordia sino los miserables?’ Y luego el Santo, por humildad, añadía: ‘Puesto que sois, ¡oh Madre de Dios!, la Reina de la misericordia, mucho debéis atenderme a mí, que soy el más miserable de los pecadores.’”

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here