Seguridad, ternura… eso le inspira la Guadalupana a Francisco, dice a los mexicanos en un vídeo

0
2600

La agencia de noticias oficial de México, Notimex, ha organizado una entrevista con el Papa Francisco con motivo de su viaje a este país del 12 al 17 de febrero.

Personas de diversos estados de México comentan al Papa sus inquietudes y el Papa las responde en un vídeo titulado “Francisco. Camino a México. El Papa habla a los mexicanos” (filmado en colaboración con el Centro Televisivo Vaticano, aquí completo en YouTube).

La Virgen María ocupa un lugar primordial en este diálogo entre el Papa Francisco y los mexicanos. En México viven 98 millones de católicos.

El pueblo mexicano no es huérfano, tiene Madre
Ya en el primer tema, cuando preguntan a Francisco, "Su, Santidad, ¿a qué viene a México, qué nos viene a traer a México?", él alaba al pueblo mexicano porque "ustedes no son un pueblo huérfano porque se glorían de tener Madre, y cuando un hombre, o una mujer, o un pueblo no se olvida de su Madre, te da una riqueza que vos no la podés describir, la recibís, la transmitís. Bueno, yo voy a buscar un poco todo eso en ustedes. Un pueblo que no se olvida de su Madre, esa madre mestiza, esa madre que lo forjó en la esperanza. Conocen ustedes el chiste de aquel mexicano que decía: “Yo soy ateo pero soy guadalupano”. Tenía sentido, de un pueblo que no quiere ser huérfano".

El vídeo completo de Notimex dura más de 30 minutos; aquí hay una selección en YouTube de los 10 minutos que tratan de la Virgen María, explicada por el Santo Padre


Los mexicanos hablan de la Virgen de Guadalupe

Inmediatamente se recogen declaraciones de mexicanos hablando de la Virgen de Guadalupe:

Guillermo, de Querétaro: "No solamente es la patrona de México, yo digo que es la Emperatriz de América".

María Alicia, de Puerto de Veracruz: "Creo que no solamente los mexicanos creemos en la Virgen, sino parte del mundo".

Natally, de Ciudad de México: "Siento que el Papa quiere en cierta forma retomar las raíces que era México, que es la Virgen de Guadalupe, que es esa fe católica".

Olga Gil, de Guanajuato: "Les parezca a las personas, ya sean creyentes o no sean creyentes, es la verdad, es la patrona de México. Es mi patrona, independientemente que yo sea creyente o no sea creyente".

Gabriela, de San Luis Potosí: "Yo creo que es una figura muy representativa de lo que creemos los mexicanos, de lo que somos, de nuestras raíces".

Ricardo Miguel, desde Guadalajara: "No solo la patrona de México, yo pienso que es Emperatriz de América y de todo el mundo ¿no? Es la misma Virgen María la que está aquí presente en México".

Francisco Pérez, desde San Luis Potosí: "Para nosotros es una bendición que tome en cuenta nuestra Virgen, siendo mexicano, en todo el país donde es conocida nuestra Virgen. Es lo más bonito y hermoso".

María de Jesús Ángel Ávila, desde Veracruz: "Ella nos ha servido de mucho, para los católicos pues es nuestra madre, la que está siempre dándonos nuestra devoción hacia ella, para que ella nos mande bendiciones desde allá, desde donde está, y la verdad sí significa mucho para los mexicanos nuestra Morenita del Tepeyac".

Julián, de Ciudad de México, pregunta: "Papa Francisco, ¿qué es lo que piensa usted de la Virgen de Guadalupe?" y Aarón Fonseca, también de Ciudad de México, plantea: "Si la Virgen de Guadalupe para nosotros los mexicanos es tan importante y representa mucha fe y esperanza en todos, ¿qué es lo que representa para él?, y el tener o el estar en la Basílica, ¿qué representa para él nuestra patrona, la Virgen de Guadalupe?"

Francisco y la Guadalupana
Francisco responde con detalle acerca de su relación con México y la Guadalupana.

"Estuve dos veces en México. Una vez en el año 70, por una reunión de jesuitas. La segunda vez fue cuando el Papa San Juan Pablo II firmó y entregó la Exhortación Post sinodal Eclessia in America – que no recuerdo bien qué año era, por el 98’ habrá sido, calculo-. Las dos veces fui a visitarla, a la Señora, a la Madre, a la Madre del Dios por quien se vive. La primera vez, en la vieja villa. La segunda vez, en la actual basílica, en el actual templo", recuerda.

"¿Qué siento por ella? Seguridad, ternura. Cuántas veces estoy con miedo de algún problema o que ha sucedido algo feo y uno no sabe cómo reaccionar, y le rezo, me gusta repetirme a mí mismo: “No tengas miedo, ¿acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre?”. Son palabras de ella: “No tengas miedo”. Es lo que más me dice ella. Otra advocación de la Virgen quizás me inspire otra cosa, pero cada vez que me pongo delante de su imagen y la miro allí, con esos ojos, haciendo esa síntesis cultural de ese Nuevo Mundo que está naciendo, esperando al Niño: “No tengas miedo, acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre”. Y no espero tanto el milagro de las flores".

Francisco sigue desarrollando el tema de la maternidad de María y su aliento contra el miedo.

"Siento eso, que es Madre, que cuida, que protege, que lleva adelante un pueblo, que lleva adelante una familia, que da calor de hogar, que acaricia con ternura y que te quita el miedo: “No tengas miedo, Juancito”. Eso es lo que yo siento delante de la imagen. Una de las dos veces que fui, me querían explicar la imagen y preferí que no, quedarme en silencio mirando. Dice mucho, es una imagen “decidora”, la imagen de una madre que cobija, que cuida, que está metida en su pueblo, con la tez de su pueblo. Eso es lo que siento delante de Ella". 


Una representación artística de San Juan Diego
con la tilma de Guadalupe llena de rosas

La hizo patrona de las floristas
Francisco recuerda además que siendo cardenal de Buenos Aires declaró a la Virgen de Guadalupe patrona de las floristas de su diócesis (su imagen ostenta rosas y muchas rosas salieron de la tilma de San Juan Diego en una temporada del año que no correspondía).

"Cuando vine a Roma en el 2013, estaba empezando a construir en Buenos Aires la parroquia San Juan Diego, la cual nombré en Buenos Aires, patrona de los floristas. San Juan Diego me dice mucho a mí, en su relación con la Virgen. Hombre bueno, pero se tuvo que meter en todo ese mundo de convencer al obispo, y de esto… y sentir la humillación de que no le creían: “No tengas miedo, acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre”. Y él confió. Milagro de las flores, si es posible porque la Madre es la gran flor de México".

Francisco añade a continuación una petición especial.

"Lo que pediría es – pero como un favor, a ustedes- que esta vez, que va a ser la tercera que piso suelo mexicano, me dejen un ratito sólo delante de la imagen. Es el favor les pido. ¿Me lo van a hacer?"

Pedir a la Virgen, nuestra Madre, que nos ayude
Más adelante, añade, volviendo al tema de la Virgen: "Tenemos la misma Madre, hablamos hace un rato de Ella. Y decíle: “Mirá, si vos me dijiste que yo no tenga miedo porque sos mi madre, vos que sos mi madre arreglá eso”. Si, yo le haría la pregunta a cada uno de ustedes: ¿Yo le pido a la Virgen de Guadalupe, la madre de México, la emperatriz de América, le pido la paz, le pido que haga paz, en tal lugar, en tal otro, en tal otro, o sea la oración a la madre para que ponga paz? No tenerle miedo a escuchar al otro, a ver qué razones tiene. Y, por favor, no entrar en ninguna, en ninguna trenza que por ganar dinero, me esclavice toda la vida en una guerra interior y me quite la libertad, porque la paz da libertad. Yo le voy a pedir a la Virgen, junto con ustedes, que les dé esa paz, que la Guadalupana les regale la paz del corazón, de la familia, de la ciudad, y de todo el país".

La entrevista luego trata de otros temas ligados a México y finaliza así: "Quisiera terminar robándole a la Madre sus palabras y que a través mío Ella se las diga a ustedes: No tengan miedo de salir, no tengas miedo hijito, hijita mía, acaso ¿no estoy yo aquí, que soy tu Madre?”.

Hay una web oficial dedicada al viaje del Papa a México: papafranciscoenmexico.org

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here