Por primera vez en 14 años, la Virgen de la Fuensanta llega a su fiesta en la catedral de Córdoba

0
2122

La Velá de la Fuensanta (advocación mariana co-patrona de Córdoba, junto con los mártires Acisclo y Victoria) vivió el pasado 7 de septiembre su principal acto religioso con la misa que el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ofreció en la Mezquita-Catedral.

Una multitud de fieles se acercaron a ver la salida procesional de la imagen mariana, que desde hace 14 años no pisaba el Patio de los Naranjos.

El obispo agradeció al Ayuntamiento por ensalzar el carácter religioso de la festividad, reivindicando que la Velá es la fiesta de la Virgen de la Fuensanta.

El prelado alabó la celebración de estas fiestas “desde la tradición y el folclore, pero sin perder el sentido profundo y el protagonismo que tiene María”.

Así reivindicó el carácter religioso de la Velá, que en esta edición ha estado envuelta por la confrontaciones que se dieron en torno a algunas modificaciones en el cartel promocional de la fiesta.

Las primeras filas estuvieron ocupadas por el alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto (PP), y los miembros de la corporación municipal del Ayuntamiento. Asimismo, la presidenta de la diputación, María Luisa Ceballos (PP), y el vicepresidente, Salvador Fuentes (PP), acudieron a la celebración.

El obispo también tuvo palabras para el joven que apareció muerto en el río Guadalquivir el pasado miércoles y pidió por los familiares “para que experimenten la labor de la Virgen”.

La misa comenzó dedicada a los jóvenes de las hermandades de la Diócesis de Córdoba porque “felices y llenos de alegría han portado a la patrona de Córdoba hasta la Santa Iglesia Catedral”, afirmó el obispo, quien también felicitó a este grupo de cofrades por la iniciativa llevada a cabo.

Durante la homilía, se lanzó un ruego por el “pueblo de Israel, por aquellos perseguidos a causa de su fe” y se rezó “por las víctimas de la guerra, las familias que sufren y los refugiados”. En el acto se exaltó en todo momento la figura de la Virgen, mostrando una gran devoción por su figura.

El recorrido de la Virgen hasta la Mezquita-Catedral comenzó a las 09:00 de la mañana en el Santuario de la Fuensanta y llegó sobre las 11:30.

Tras acabar la homilía, la Señora de la Fuensanta inició la procesión de vuelta a su santuario ante la mirada de cientos de cordobeses que la esperaban. La imagen salió de la Catedral a las 20:30.

Al día siguiente, el obispo presidió una misa en el santuario de la Fuensanta a las 10:30, que contó con la intervención musical de la coral de Ntra. Sra. de la Fuensanta.

Año tras año, los católicos que acuden a la plaza del Pocito para venerar a su Señora se mezclan entre los vecinos y participan en las actividades organizadas. De esta forma, el barrio de la Fuensanta crea durante estos días de celebración un espacio para el deleite de los que viven allí y para los que conmemoran de manera más religiosa las fiestas de una advocación muy querida en la ciudad.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here