Perón hizo a la Virgen del Valle «patrona nacional del turismo argentino»… una devoción que crece

0
5387

Las procesiones en honor de la Virgen del Valle son las más multitudinarias del Norte argentino, razón por la cual, el 20 de marzo de 1974, bajo la última Presidencia de Juan Domingo Perón, esta Virgen fue declarada Patrona Nacional del Turismo.

Las festividades de la Virgen del Valle se realizan el 8 de diciembre de cada año, en coincidencia con el día de la Inmaculada Concepción de María, y 15 días después de Pascuas.

Ambas convocan a miles de fieles marianos, cuyo fervor religioso los incita a realizar peregrinaciones hasta la ciudad de Catamarca desde otras ciudades y provincias del país, muchas veces a caballo o a pie.

En razón de ello, la Municipalidad de la capital está empeñada en la pronta finalización de los trabajos de la monumental obra dedicada a exponer todo lo relacionado con la "morena" Virgen del Valle, su historia, trayectoria, milagros y elementos relacionados con la patrona de todos los catamarqueños.

Reyna, a cargo de las delicadas y afanosas tareas de restauración se mostró optimista ante el ritmo de la tarea y se manifestó confiado en que se convertirá en uno de los principales atractivos regionales para los visitantes y resaltó la trascendencia de su propósito.

"Con seguridad que este Museo de la Virgen del Valle, será el primero en todo el país en homenajear a la Madre de Cristo", dijo.

Los trabajos que se ejecutan corresponden a la remodelación, refacción, ampliación y acondicionamiento de diversos sectores, con incorporación de techos nuevos y la reparación de pisos.

"Estos son pisos de madera, antiguos, que se pusieron en un principio, los que serán en parte reparados y en parte sustituidos; mientras que el techo va a ser restaurado y se lo va a bajar, aproximadamente, 40 centímetros", detalló el restaurador.

El restaurador Reyna, aseguró que "el edificio del ex Obispado de Catamarca está bastante bien conservado, a pesar de los años que tiene. Lo que más deteriorado está es el piso, aunque ya se cuenta con toda la madera para cambiar".

Se está haciendo un trabajo de labrado a la hoja para un retablo que va todo enchapado y que tiene la forma de órgano y en el centro, va a estar una imagen de la Morena del Valle.

"Hay que hacer esta obra, que es muy linda y muy bien diseñada, para que realmente tenga la característica de museo, que es el objetivo", sostuvo Reyna y estimó que el museo va a ser muy gratificante para quienes lo visiten , pues podrán apreciar muchos cuadros y fotos, e inclusive una imagen holográfica en 3D de la "virgen morena" que "es muy interesante", contó.

Una devoción del s.XVII
Según las creencias de los fieles católicos, la aparición de la imagen de la Inmaculada Concepción Nuestra Señora del Valle, tuvo lugar entre 1618 y 1620 en una gruta de Choya, en el departamento capital de Catamarca.

Formaban la población de Choya españoles encomenderos y pueblos originarios en su gran mayoría cristianos, que vivían de la labranza y del pastoreo.

Un originario de los encomendados al servicio de don Manuel de Salazar, un día percibió las voces de unas pequeñas indias que caminaban recelosas, temiendo que alguien las sorprendiera, y que llevaban lámparas y flores de la montaña.

El hombre las siguió y vio que entraban a una gruta en cuyo fondo había una imagen de la Virgen María, muy pequeñita, de rostro moreno y manos juntas.

En más de 400 años de veneración, los fieles le asignan a Nuestra Señora del Valle la realización de numerosos sucesos milagrosos: la curación de enfermedades terminales, como cegueras y parálisis.

También es muy reconocida por haber salvado al pueblo de plagas de gusanos y langostas y, además, cuentan las leyendas populares, hasta logró consumar algunas resurrecciones, que le permitieron consolidar la enorme fascinación que genera entre sus seguidores.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here