La Madre de los Desamparados visita a sus hijos en un gran recorrido por la archidiócesis de Valencia

0
700
La Virgen de los Desamparados, en la localidad alicantina de Lorcha a principios de agosto.

En mayo de este año comenzó un Año Jubilar en la archidiócesis de Valencia para conmemorar el centenario de la Coronación Pontificia de la Virgen de los Desamparados, patrona de la ciudad. Con ese motivo, la Mare de Déu dels Desamparats está recorriendo los pueblos de la archidiócesis para salir al encuentro de sus hijos.


Madre Ven

Lo hace en el conocido como “maremóvil”, un vehículo en el que la imagen peregrina, realizada en 1966 por el escultor Octavio Vicent para que la imagen original no saliese de su camarín, está recibiendo el fervor de los valencianos, y no solo de ellos.

La iniciativa de este itinerario partió del cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia, en la idea, según expresa el arzobispado, de fomentar una “cultura del cuidado”, porque “el cuidado hacia uno mismo y los demás pasa por el Corazón”, y la patrona “permanecerá siempre en nuestros corazones”.

La imagen peregrina visita parroquias, ermitas, calles e incluso playas, en algunos casos con procesiones acompañadas por las bandas de música de las cofradías y agrupaciones corales locales. Su presencia está programa durante este mes de agosto en decenas de pueblos, y pasará tres días, del 19 al 21, en la localidad de Gandía, la tercera de la provincia en número de habitantes. El 26 de agosto parará también de forma especial en la casa general de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

La Mare de Déu dels Desamparats, en la parroquia de la Asunción de Ribarroja.

En varias de estas estaciones la imagen no desciende del “maremóvil”, pero se abre el portón del vehículo para que los fieles puedan verla directamente (sin cristal protector) y rezarle. Algo que hacen no solo los devotos de cada sitio, sino también los numerosos turistas que durante las semanas de verano pueblan las localidades de la costa valenciana.

La devoción a Nuestra Señora como Virgen de los Desamparados nace en Valencia a principios del siglo XV al crearse una Cofradía bajo su amparo para velar por el que fue el primer manicomio de la historia. Lo creó el fraile mercedario Juan Gilabert Jofré tras el célebre incidente del primer domingo de Cuaresma de 1409, en que protegió a un loco al que una multitud perseguía. Ese día cambió el sentido del sermón que iba a predicar, para excitar a los valencianos a la caridad hacia los “pobres, inocentes y furiosos”: los Desamparats.

Hoy los desamparados ya no son solo los enfermos mentales sino todas las personas con necesidades de todo tipo que acuden a la patrona de Valencia a pedir socorro y consuelo. Durante todo ese año jubilar va a ser ella también la que acuda a sus propios hogares para ofrecerles su misericordia y su gracia.

[Pincha aquí para conocer el recorrido completo de la Virgen de los Desamparados durante el mes de agosto.]

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here