La Virgen en helicóptero sobre Crimea: ¿un icono volando hizo ganar a la URSS la II Guerra Mundial?

0
2743

Guennadiy Bajarev, el alcalde de Simferopol, la capital de Crimea, la península en el Mar Negro anexionada por Rusia, ha anunciado en su Facebook que la Virgen protege a esta ciudad de 300.000 habitantes. El icono de la Virgen de las Siete Flechas, ha sido llevado en procesión en helicóptero sobre la ciudad para que la bendiga, con la bendición del obispo ortodoxo de Crimea, Lázaro Shvets.

“La idea de sobrevolar la ciudad con un icono venerado ortodoxo surgió tras una conversación con los sacerdotes en la Catedral del Santo Piadoso Gran Príncipe Alexandr Nevskiy. Y todos juntos realizamos esa obra piadosa. Sobrevolando la ciudad, la bendecimos e invocamos protección para ella. Hoy todos nosotros pasamos por unos tiempos difíciles, vivimos en una prolongada situación de emergencia. Pero lo importante es que Dios nos guarde”, anuncia el alcalde.


El alcalde de Simferópol ha difundido esta foto en la que venera el icono mariano en el helicóptero

¿El icono que hizo ganar al Ejército Rojo?
Después, el alcalde recuerda una historia de la Segunda Guerra Mundial, cuando en 1941 las tropas nazis estaban a pocos kilómetros de Moscú, y los soviéticos hicieron que otro famoso icono, el de la Madre de Dios Tíjvinskaya recorriese el cielo sobre la capital. A continuación empezó el gran contraataque del Ejército Rojo que le dio la victoria contra los alemanes en la Segunda Guerra Mundial.

Pero aunque el alcalde Bajarev recuerde esa historia, lo cierto es que los datos históricos desmienten la piadosa leyenda, como han señalado historiadores en varias ocasiones.

Hay documentos que apuntan que el icono venerado de la Virgen Tíjvinskaya no estaba en Moscú en esas fechas. De hecho, el pueblo donde se veneraba, Tíjvino, fue ocupado por los alemanes y el icono fue llevado a Alemania. No se devolvió a Rusia hasta el año 2004, con una ceremonia llena de pompa, tras la reconstrucción del gran templo de San Salvador en Moscú.

Que se use un icono -el recurso a llevarlo en helicóptero- en pleno siglo XXI en la Crimea anexionada por Rusia y con una guerra intermitente en Ucrania remite a su fama de milagroso. Este icono representa a la Santa Madre de Dios con siete flechas o espadas que atraviesan su corazón, símbolos de la plenitud de su dolor y tristeza que sufrió la Virgen María en su vida terrenal con la crucifixión de su hijo Jesucristo por la crueldad de los hombres. Más allá de las leyendas patrióticas, es una figura del dolor maternal ante la violencia del ser humano.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here