La vida de María no se ajustó «a las medidas de este mundo, sino a las medidas de Dios»

0
2208

Durante la missa d´Infants que presidió este domingo en la celebración de la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia, el arzobispo Carlos Osoro instó a los cristianos a “incorporar tres dimensiones esenciales de la vida de la Virgen María: la escucha, la decisión y la acción”.

Según informa AVAN, con monseñor Osoro concelebraron, además de decenas de sacerdotes, seis obispos: Jesús Murgui, de Orihuela-Alicante; Vicente Juan, de Ibiza; Salvador Giménez, de Menorca; Enrique Benavent, de Tortosa; Jesús Catalá, de Málaga; y el obispo emérito de Mondoñedo-Ferrol, José Gea Escolano.

“Aquí encontramos la hospitalidad de la Virgen”
En su homilía, el arzobispo de Valencia, dirigiéndose a la patrona aseguró que “tú, Mare de Déu dels Desamparats eres el orgullo de todos los valencianos, sin excepción, de todos”. También expresó que “este conjunto de la plaza y la Basílica los valencianos lo habéis convertido en lugar sagrado, pues los que vivimos aquí y los que vienen de fuera encuentran la hospitalidad de una Madre que acoge y ayuda; aquí sentimos el amparo de quien es la “Mare de Déu dels Desamparats”.

Más adelante, justificó la expresión de que “eres el orgullo de tu pueblo” referida a la Virgen María, entre otras cosas, “porque tu vida es santa y agradable a Dios, no se ajusta a las medidas de este mundo sino a las medidas de Dios, porque construyes la vida buscando siempre lo bueno, lo perfecto, lo que agrada a Dios, porque estimas a los demás más que a tí misma”.

Por otra parte, el Arzobispo alentó a “poner la vida al servicio de Dios y de los hombres; a tener como cimiento de todo nuestro vivir a Dios mismo, firmes en Dios” y también a “vivir en diálogo permanente e ininterrumpido con Dios, de tal modo que la oración se convierte en una necesidad para realizarnos como personas y para ir descubriendo que siempre es Dios quien toma la iniciativa y nos da lo que necesitamos” .

Monseñor Osoro empleó el valenciano al comienzo y al final de su homilía, que concluyó con vítores respondidos por todos los fieles como “Vixca la Reina del Cel i la Terra!, Vixca la Patrona de València! Vixca la rossa perfumada!, Vixca la mística assutzena! Valencians, tots a una veu: vixca la Mare de Déu!”

En el transcurso de la misa, en las peticiones de los fieles, leídas por niños de la Escolanía de la Virgen, se oró “especialmente por las niñas secuestradas en Nigeria y por todos aquellos niños que en el mundo entero son víctimas de la violencia, la esclavitud y el tráfico ilegal de personas, para que la Virgen María extienda su manto maternal sobre todos ellos, y los gobiernos de todos los países hagan lo posible por defender los derechos y la dignidad de todos los niños”.

Como es tradicional, la celebración se cerró con la interpretación del himno de la Coronación de la Virgen, el de Valencia (cantado por el tenor de la Catedral, el canónigo Miguel Bou) y el himno nacional.

Previamente a la missa d´Infants, la Basílica había acogido a las 5 de la madrugada lamissa de Descoberta”, presidida por el vicario general de la archidiócesis, Vicente Fontestad.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here