La imagen de la Virgen María vuelve a proteger desde lo alto la ciudad cristiana siria de Malula

0
3920

Una nueva estatua de la Virgen María fue inaugurada hace dos días sobre la montaña que domina Malula, la antigua ciudad cristiana, viniendo a sustituir la que fue destruida por los grupos islamistas contrarios al régimen de Bashar al Asad en el año 2013.

La instalación de la estatua fue festejada por diversas familias presentes allí, además por los jefes religiosos, entre banderas nacionales y un retrato del presidente sirio.

Maaloula, a 55 km al norte de Damasco, con unos cuatro mil habitantes en su mayoría cristianos, es conocida porque hay monasterios e iglesias que se remontan a los primeros siglos del cristianismo y es un pueblo donde todavía se habla en arameo, la lengua usada en los tiempos de Jesucristo.

Hacia finales de 2013 los rebeldes anti-Assad, los yihadistas del Frente al-Nusra, ocuparon la pequeña ciudad, destruyendo iglesias, iconos y matando a algunos cristianos. Al final de ese año secuestraron a algunas monjas y a jóvenes muchachas que eran huéspedes en el convento, que fueron liberadas luego, después de algunos meses, intercambiadas por decenas de prisioneros que estaban en las cárceles sirias. En abril de 2014 el ejército sirio reconquistó la ciudad. En los enfrentamientos fueron destruidas algunas joyas arqueológicas como el convento de Mar Sarkis, que comprendía las iglesias de San Sergio y Baco.

La colocación de la estatua de la Virgen quiere dar una señal de que la vida en Malula volvió a su ritmo normal.

Los cristianos de Siria constituyen el 10% de la población, cifrada en 22 millones. A causa de la guerra que dura de hace más de cuatro años, al menos el 30% de los cristianos se refugió en los países limítrofes (Líbano, Jordania, Turquía) o fue evacuado en el interior.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here