La diócesis de Las Cruces sigue investigando el caso de las lágrimas de la Virgen de Hobbs

0
1921

La estatua de bronce de Nuestra Señora de Guadalupe en una parroquia de Hobbs, Nuevo México (EEUU), llora, según los feligreses. La última ocasión fue el sábado 1 de septiembre, meses después de las 3 ocasiones anteriores, todas en 2018, según el periódico Hobbs News-Sun.

La diócesis ya empezó la investigación del caso, y al menos en las 3 ocasiones anteriores dictaminó que el líquido que se encontró en los ojos y mejillas era aceite de olivo con esencias añadidas, similar al que se usa en el crisma y los santos óleos.

Según informa el periódico Las Cruces Sun News, citando a The Hobbs News-Sun, el 1 de septiembre la lacrimación tuvo lugar ante muchas personas y bajo vigilancia.

El obispo de Las Cruces, Oscar Cantú, dijo que si los investigadores de la Iglesia determinan que la causa del fenómeno es sobrenatural, los jerarcas de la iglesia “deben discernir si es de Dios o del diablo”.

“La estatua está hecha de bronce”, dijo Cantú al dar una actualización de la investigación la semana pasada. “Cuando se examinó el interior hueco, no se encontró nada en el interior que pudiera haber creado algún líquido. Había telarañas en el interior hueco… Las muestras líquidas recolectadas de la estatua fueron enviadas a un laboratorio para su análisis químico”.

Cantú dijo que dos métodos distintos de análisis indican el mismo resultado: el líquido es aceite de oliva con una mezcla perfumada, químicamente similar al crisma sagrado, un líquido oleoso utilizado en bautismos y otros sacramentos y ceremonias católicas.

Independientemente de lo que concluya la investigación, el obispo de Las Cruces, Óscar Cantú, reza aquí ante la imagen de la Virgen de Guadalupe bajo estudio

La noticia de más lágrimas de la Virgen se propagó rápidamente más allá de la ciudad de Hobbs, una población de 34.000 habitantes muy cerca de la línea fronteriza con el Estado de Texas, en el sur de Estados Unidos. Muchos fieles de Texas, por ejemplo de la ciudad de Kermit, se han acercado al templo a darle gracias a la Virgen de Guadalupe.

“Me enteré esta mañana por mi madre y mi abuela”, dijo Billy Luna, de Kermit, Texas. “Iba camino a Ruidoso durante el fin de semana y quería parar y dar gracias”, agregó. Esta no fue la primera vez que Luna visitaba la Parroquia de Nuestra Señora, pero era la primera vez que veía a la estatua llorar. “Me parece real”, dijo Luna. “Sentí algo aquí (apuntando hacia su corazón) cuando la vi. Me da escalofríos sólo de pensarlo”, añadió.

De acuerdo a un comunicado del obispo (que ha acudido ha rezar ante la imagen), la primera lacrimación se dio el 20 de mayo pasado, en las festividades del Domingo de Pentecostés. Los parroquianos observaron líquido que emanaba de los ojos de la estatua de bronce. Y se reportó que el líquido se emitió en 3 ocasiones: El domingo en la solemnidad de Pentecostés; el lunes (al día siguiente), en la Fiesta de María, Madre de la Iglesia; y el sábado siguiente, en la Festividad del Inmaculado Corazón de María.

El diácono Jim Winder dio a conocer que lograron recolectar cerca de 500 mililitros de las “lágrimas”, y que destinaron 5 mililitros para su análisis.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here